Despliega el menú
Huesca

HUESCA

La nieve reaparece y crea problemas en la red viaria del Pirineo

En la provincia de Huesca, fue necesario el uso de cadenas en seis puertos de montaña y más de 400 kilómetros de carreteras en total. Las nevadas se mantendrán hoy en torno a los 600 metros y, además, se ha activado la alerta por riesgo bajo de aludes.

La nieve volvió a reaparecer ayer tras unos días de tregua y complicó la circulación en buena parte de la red viaria del norte de la provincia de Huesca, obligando a usar cadenas en más de 400 kilómetros de carreteras. Aunque las precipitaciones fueron generalizadas en el Pirineo oscense, Sobrarbe y Ribagorza fueron dos de las comarcas más afectadas por el temporal alcanzando espesores de entre 15 y 25 centímetros. Afortunadamente no hubo que lamentar ningún accidente de tráfico grave.

Los quitanieves se tuvieron que afanar para mantener limpios los accesos a seis puertos de la provincia donde fue necesario el uso de cadenas durante buena parte de la jornada, y gracias a ese trabajo ninguno de ellos tuvo que cerrarse al tráfico. En la red nacional, resultaron afectados Monrepós (N-330), Cotefablo y Espina y Fadas (ambos en la N-260) y Somport (N-330). Además, hubo dos más en la red autonómica: Portalet (A-136) y Serrablo (A-1604).

Hubo otras ocho carreteras secundarias donde la presencia de nieve también hizo imprescindible la colocación de cadenas: la A-135, la A-139, la A-138, la A-1605, la A-2606, la A-2609 y la A-2617.

A última hora de ayer seguía habiendo complicaciones por las nevadas que continuaban cayendo en el puerto de Cotefablo, en dos carreteras de la red nacional (Sopeira y Castejón de Sos) y en otras siete secundarias (Benasque, Bonansa, Broto, Cerler, Panticosa, Plan y Tella-Sin).

La situación se prolongará hoy ya que, según las previsiones del Instituto Nacional de Meteorología, en el Pirineo habrá cielos nubosos con chubascos débiles, heladas moderadas y viento. La cota de nieve se mantendrá en torno a los 600 ó 700 metros y, además, continuará la alerta por riesgo bajo de aludes que se activó ayer a las 13.00. Las temperaturas mínimas irán en ligero descenso de tal forma que en Benasque el mercurio bajará hasta los 5 grados bajo cero y en Jaca hasta los 2 bajo cero. Las máximas no experimentarán cambios.

En el capítulo de incidencias que dejó ayer el temporal, en la comarca de Sobrarbe, por ejemplo, los vecinos se despertaron con un espectacular paisaje blanco. Los copos cayeron hasta el mediodía, lo que invitó a muchos niños y mayores a jugar con la nieve realizando incluso muñecos en los parques de la localidad. Sobre las 15.00, el cielo se quiso despejar con algún rayo de sol pero pronto se volvió a cubrir con precipitaciones de lluvia intermitentes durante la tarde.

Accidentes leves en Sobrarbe

Los servicios de Protección Civil de Sobrarbe comenzaron a primera hora del día con las tareas de limpieza de las carreteras, cubiertas por un espeso manto de nieve que había empezado a caer sobre las 4.00 de la madrugada. Las carreteras N-260 y A-138 registraron mayores problemas que las secundarias con varios accidentes leves. En este sentido, tres camiones se salieron de la calzada a la altura de Abizanda, Salinas y la recta que une Aínsa con Boltaña, mientras que también algunos vehículos sufrieron accidentes sin heridos en el túnel de la N-260 a la altura de Arro, en Fuendecampo y Abizanda.

En total, diez personas entre operarios y voluntarios de distintas zonas de la comarca trabajaron durante todo el día echando sal en las carreteras y limpiando la nieve que se iba acumulando con dos vehículos Unimog, un tractor ubicado en Plan y un URO. Donde más precipitaciones se registraron fue en la zona de Torla y Broto, con unos 15 centímetros.

Limpiar accesos de 30 pueblos

Mientras, los distintos servicios de Protección Civil de Ribagorza también tuvieron que trabajar a destajo durante todo el día para limpiar los accesos a una treintena de pequeños núcleos. En esta comarca, la nieve acumuló espesores de entre 15 y 25 centímetros. Pese a todo, no tuvieron ningún aviso por accidentes de tráfico.

Isábena fue una de las zonas con más problemas, especialmente el acceso desde Campo a Las Vilas del Turbón y desde Bonansa al valle de Lierp. Mientras, en la zona de Benasque, "hemos tenido las típicas incidencias de un día con nevada pero sin excesivos problemas, alguna salida de vía y poco más", indicaron desde Protección Civil. Uno de los puntos más conflictivos fue el acceso a la estación de Cerler, donde fue necesario usar las cadenas buena parte de la jornada.

Castejón de Sos fue otra de las zonas afectadas por la nieve. En este caso, Protección Civil tuvo que afanarse hasta bien entrada la tarde para acondicionar los accesos a pequeños núcleos como Chía, Urmella, Arasan, Liri, Ramastué, Eresué, Sahún, Guayente, Gabás, San Martín, San Feliú, Piedrafita, Abi y Barbaruens. Además, la quitanieves de Las Paúles también tuvo que limpiar las carreteras de los 14 núcleos que dependen del municipio. "Hay bastante faena porque en lugares donde hemos pasado esta mañana, por la tarde había otra vez casi un palmo de nieve", señalaron los servicios de emergencia.

Por último, en la comarca del Alto Gállego, las máquinas quitanieves tampoco pararon en toda la jornada ya que incluso a última hora de ayer se estaba registrando una nevada muy importante que, según las previsiones, iba a continuar al menos hasta las 2.00 de la madrugada. Con todo, tampoco hubo incidencias de tráfico.

Una carretera cortada en Teruel

Por otra parte, en la provincia de Teruel el temporal de nieve cortó ayer los 17 kilómetros de la A-1704 (Frías de Albarracín- límite con la provincia de Cuenca. La localidad no quedó aislada, puesto que a última hora de ayer seguía abierta la comunicación con la cabecera comarcal, Albarracín.

Además, la nieve obligó a circular con cadenas por un centenar de kilómetros de la red secundaria. Las carreteras más afectadas fueron las que comunican los pueblos del interior de la Sierra de Albarracín y también las de la zona de Gúdar Javalambre.

La A-1511 entre Pozondón, Bronchales y Orihuela del Tremedal no estuvo limpia en todo el día. Las cadenas también fueron necesarias para ir de Orihuela del Tremedal a Griegos, Villar del Cobo y Guadalaviar así como para circular por las cercanías de Gúdar. Hacia el mediodía eran 11 los tramos de carreteras afectados. A media tarde, la labor de las quitanieves logró reducir a los puntos problemáticos, aunque a última hora el descenso de las temperaturas volvió a complicar la situación afectando a 10 sectores.

Etiquetas