Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Huesca renueva parte de su iluminación navideña, pero acorta el encendido por la crisis

La Asociación de Comerciantes se suma a las restricciones y no instalará la pista de hielo en la plaza de López Allué

La crisis obliga, pero la necesidad también. Así, el Ayuntamiento de Huesca se ha visto obligado a nadar entre dos aguas para intentar salir airoso y dar a los ciudadanos una Navidad luminosa y lo menos gravosa posible. A pesar de las restricciones previstas, este año la capital oscense va a gastar más dinero que los anteriores en la iluminación. La friolera de 20.000 euros que es el coste de 27 nuevas guirnaldas de iluminación navideña de bajo consumo, aunque estarán menos tiempo encendidas.

No ha quedado más remedio que hacer frente al desembolso. Y es que las luces decorativas de bombillas tradicionales que se han venido instalando en los Cosos desde mediados del siglo pasado estaban totalmente obsoletas, tenían un alto coste de consumo y mantenimiento y su instalación presentaba cada vez más inconvenientes. Motivos más que suficientes para que este año desaparezcan del paisaje navideño de Huesca y en su lugar se colocan las nuevas luminarias a base de leds. El concejal del área de Medio Ambiente, Germán Sanromán, aseguró que "era primordial la modernización". No obstante, es una inversión con proyección de futuro ya que, a la larga, supondrá una reducción en la factura eléctrica. Pero va a ser el único gasto, porque el resto de los adornos luminosos, tanto municipales como los que son propiedad de los comerciantes se mantienen.

El ahorro se busca en el tiempo que el alumbrado navideño estará activo. Como primera medida, el área de Medio Ambiente ha decidido retrasar el encendido al 13 de diciembre, en lugar de hacerlo el día 7 como el año pasado y las guirnaldas se apagarán todas las noches (hasta el 7 de enero) en torno a las 23.00, dos horas antes de lo que venía siendo habitual.

Entre los adornos que son propiedad municipal, los de la Asociación de Comerciantes y los que poseen grupos de establecimientos o empresarios de forma más privada, la iluminación navideña llegará a las calles Zaragoza, Barbastro, paseo de Ramón y Cajal (33 adornos), Porches de Galicia (15 mantas de leds), avenida de la Paz (7), Pirineos (11), Cabestany (18 cortinas), Ricardo del Arco (6 estrellas), Coso Alto y Coso Bajo y otras luminarias en el Perpetuo Socorro y Martínez de Velasco. En las entradas de la ciudad se colocaran cuatro carteles grandes con la 'H' de la Asociación de Comerciantes.

Sin pista de hielo

Quienes más se han apretado el cinturón este año han sido los comerciantes. Como primera medida han suprimido la pista de hielo que se colocaba en la plaza de López Allúe y que tanto éxito tenía, ya que costaba 50.000 euros. También han conseguido hacer un nuevo convenio con el Ayuntamiento que les libera de algunas obligaciones que le suponían un importante desembolso, como la instalación de sus ornamentos luminosos en las calles, operación que les costaba más de 20.00 euros. Esta tarea la asume ahora el propio consistorio que dará más trabajo a las brigadas.

Vicen Mateo, secretaria general de la Asociación de Comerciantes comentó que en años anteriores, han llegado a destinar casi la totalidad de los 90.000 euros de aportación municipal en el alumbrado navideño. En su opinión, esta es una cuestión de toda la ciudad y no solo de los comerciantes, "al fin y al cabo las tiendas se cierran, la que mas tarde, a las 21.00, y el alumbrado estaba hasta la 1.00, ¿a quién beneficia esas horas? A la ciudad en general. Pensamos que es mejor destinar el dinero a otras acciones que supongan más movilización a lo largo de todo el año".

Etiquetas