Despliega el menú
Huesca

ENTREVISTA

Salvador Cored: "Es difícil que la situación económica vaya a peor"

El secretario general de la Confederación de Empresarios Oscenses (CEOS) analiza la actual crisis en la provincia ante los últimos despidos y confía en el efecto de las últimas medidas adoptadas.

El goteo de cierres de empresas es continuo en las últimas semanas ¿Cree que la situación todavía puede ir a peor?

Realmente la situación es mala, la crisis se está extendiendo, pero creemos desde la Confederación de Empresarios Oscenses (CEOS) que ya está en los últimos escalones. Es difícil que las cosas vayan a peor, aunque probablemente, durante el primer semestre de 2009, se prolongará la situación de crisis o incluso empeorará. Pero hay que tener un ápice de alegría en que cada día queda menos para superarla. Además, entendemos que las medidas adoptadas a nivel regional y nacional referentes a la financiación ayudarán bastante a salir de esta crisis. Esta misma semana conocíamos que el Producto Interior Bruto (PIB) está bajando con respecto a meses anteriores, fundamentalmente por la falta de consumo de las empresas y, sobre todo, de particulares. Estas ayudas de financiación mitigarán el tema y la economía podrá volver a levantar.

Ve con buenos ojos las medidas que han adoptado. ¿Son necesarias otras complementarias?

Nosotros hemos entregado una batería continua de iniciativas a través de la Confederación de Empresarios Oscenses (CEOS), de la de Aragón (CREA) o de la nacional (CEOE). Continuamente solicitamos medidas para reducir los trámites administrativos y los impuestos directos e indirectos, o para mejorar la financiación. Y todo lo que gire en este entorno será bueno para salir de la crisis cuanto antes.

¿Daría alguna recomendación a los empresarios que estén en una situación delicada?

Uno de los problemas que más se está extendiendo en estos momentos es los impagos, la morosidad se eleva alarmantemente. Por eso recomiendo a los empresarios que tengan una máxima precaución en cuando a sus clientes, que estudien si pueden o no responder. La mayoría de los empresarios oscenses, más del 90 por ciento, son pequeñas empresas y otra recomendación para ellos es que sigan trabajando fuerte, como en los últimos tiempos, que se esmeren al máximo en cuanto al servicio y la calidad de sus productos. Y por último, que sean optimistas porque poco más puede durar esta crisis.

Hace unos meses hablaban en la CEOS de la pérdida de confianza empresarial. ¿Se recupera?

La confianza en el sistema está bajo mínimos. Todavía estamos en la parte baja, se consume menos y ni se gasta ni se invierte. Esto está ligado con el temor a la posible pérdida del empleo, porque cada vez está yendo más gente a la calle, es algo que la gente ve, por eso desconfía y cree que le puede pasar lo mismo.

¿Algún sector en concreto es el más afectado?

La construcción, sin duda. Y detrás, el sector industrial. Mildred en su día u Oscainox ahora son dos claros ejemplos. Además, estas industrias que compiten en los grandes mercados y a nivel internacional son las que más se resienten y las que lo tienen más difícil.

El turismo es uno de los puntos fuertes de la provincia . ¿Cómo lo percibe?

La temporada de esquí ha arrancado temprano gracias a la nieve que ha caído y los 7.000 esquiadores del primer día apuntan bien. Ahora confío en que no suban las temperaturas y entre algún nuevo frente para hacer una campaña importante. El año pasado fue una de las mejores en cuanto al número de esquiadores y en cuanto al gasto. Porque hace falta que vengan turistas, pero también que gasten. Yo no digo que despilfarren, pero tampoco que venga cada uno con el bocadillo de casa. Este sector puede ser una tabla de salvación, porque el gasto que entra en él se irradia después.

Etiquetas