Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Casi 800 trabajadores, afectados este año tras los 17 expedientes de regulación de empleo

Los agentes sociales temen que la 'semana negra' que ha vivido la provincia de Huesca se pueda repetir.

Una semana negra para el empleo. Eso es lo que ha vivido el Alto Aragón en los últimos días. Sin tiempo para digerir los despidos en el balneario de Panticosa, llegaron las noticias sobre los expedientes de regulación (ERE) en Alcoa (Sabiñánigo) y Polyone (Barbastro) y la crisis en Transportes Aragón, en total casi 400 trabajadores. Y lo que es peor, los agentes sociales vaticinan que "hasta que se toque fondo, la situación se puede repetir", con el añadido de que Huesca es una provincia donde el tejido industrial ya quedó muy tocado por la recesión de los 90.

Desde el 1 de enero al 10 de noviembre se habían presentado en el Alto Aragón 14 expedientes de regulación que afectaban a 480 trabajadores. A éstos habría que añadir los tres anunciados esta semana en el grupo Nozar, Alcoa y Polyone, otros 301 trabajadores, ya que el caso de Transportes Aragón se considera un paro patronal. En total, casi 800 empleos.

Entre los primeros cabe mencionar el ERE de Apsar, en Huesca, con la extinción de 21 empleos, o el de Asociados Moya y Ruiz, una empresa constructora de Grañén, con 11. Por una parte, expedientes planteados a raíz del paro patronal del transporte y, por otra, cierre de pequeñas empresas que no resistieron los primeros baches. Pero lo ocurrido esta semana tiene otro cariz, aseguran los sindicatos. "Los ERE de noviembre están directamente relacionados con la crisis", comentaron fuentes de UGT, como la auxiliar del sector de la automoción Polyone o el grupo Nozar, muy relacionada con la construcción.

Mil parados en un mes

Los ERE son solo la punta del iceberg del goteo de despidos, y así lo certifican las cifras del paro. En el último año, el desempleo se ha incrementado un 46,64% en la provincia. En octubre de 2007 había 5.935 parados, y doce meses después, 8.703. Solo entre septiembre y octubre, engrosaron las listas del paro 1.002 personas.

El número de desempleados crecerá cuando se materialicen los ERE planteados esta semana. El lunes, el grupo Nozar llegó a un preacuerdo con los sindicatos para despedir a 178 trabajadores, mientras que 27 pasarán a ser fijos discontinuos. El martes, mientras la plantilla del complejo turísticos mantenía una asamblea, la alerta saltaba en las fábricas españolas de la multinacional del aluminio Alcoa, con el despido de 388 trabajadores, 31 de ellos en Sabiñánigo y el resto en Amorebieta (Vizcaya) y Alicante.

Apenas 24 horas después, la empresa Polyone de Barbastro, auxiliar de la industria del automóvil, presentó un expediente de suspensión temporal para 65 de sus 90 trabajadores por la necesidad de reajustar la producción. En este caso no se trata de despidos sino de reducir días de trabajo. Las malas noticias siguieron el jueves, y en la misma ciudad, al saberse que la principal accionista de Transportes Aragón dejaba de contar con ella para los repartos en España, dando así la puntilla a una sociedad que atravesaba problemas desde hacía años y a la que ni el rescate de la empresa pública Savia ha puesto solución.

En esta situación, los sindicatos vuelven a reclamar que las autoridades laborales miren con lupa los expedientes porque tras la vorágine de la crisis se ocultan estrategias de ajuste de plantillas. UGT y CC. OO. coinciden en que lo de Panticosa era insostenible y "se veía venir" dada la baja ocupación en el complejo turístico de lujo. En Polyone el ERE es un mal menor. "Preferimos mantener a toda la plantilla trabajando un día menos a la semana que un expediente de suspensión", señala el secretario provincial de UGT, Ángel Laguarta.

Respecto a Transportes Aragón, la responsable provincial de CC. OO., indica que "tenía una cartera de clientes importante que quizá, gestionada de otra manera, podría haber mantenido parte de la plantilla". Sin un interlocutor claro, no se sabe si acabará en un ERE o en una liquidación, dado que hay un proceso concursal por medio, aclara Arancha García-Carpintero, quien habla del goteo continuo de puestos de trabajo que se pierden al margen de los ERE. "En los últimos tres meses hemos visto un par de despidos diarios, de gente que se acerca al sindicato".

Por su parte, el presidente de la Confederación Empresarial Oscense, José Luis López, apunta que las perspectivas no son optimistas. "Creo que hasta que se toque fondo esto se puede repetir", dice en relación a las malas noticias de los últimos días. Lo peor, añade, es que "están teniendo dificultades hasta empresas que son absolutamente viables".

Etiquetas