Despliega el menú
Huesca

ALTO ARAGÓN

El Alto Aragón inaugura mañana la campaña de esquí con 83 kilómetros

Nieve polvo y espesores de un metro son los atractivos de Astún y Formigal, los dos únicos centros que abren este fin de semana.

Dos estaciones altoaragonesas, Astún y Formigal, inauguran mañana la temporada ofreciendo a los amantes del esquí 83 kilómetros por los que deslizarse. Son la mitad de los que se ponen en marcha en toda España, unos 160, y sin lugar a dudas, los 63 con los que pretende abrir la campaña Formigal, ponen al complejo invernal en el primer puesto del ranquin. Tanto la estación del valle de Tena como la de Astún recibieron más nevadas la última madrugada, lo que les permitirá abrir en unas inmejorables condiciones: nieve polvo y espesores de hasta un metro.

 

Formigal esperó hasta el último momento, ayer al mediodía, para dar a conocer su parte: 48 pistas, 14 remontes y un total de 63 kilómetros esquiables en Sarrios, Anayet y Portalet. Y la respuesta no se hizo esperar. "Ayer (por el miércoles) ya empezó a llamar la gente para hacer reservas, pero hoy que lo han dado por la tele el teléfono no ha parado", reconocieron desde el hotel Villa de Sallent. Si bien las reservas, de en torno a un 60 por ciento en los establecimientos, se concentran en unos cuantos hoteles de esta población porque todavía los hay que están cerrados al público. Y es que el adelanto de la temporada ha cogido por sorpresa a alguno que otro.

 

Por su parte, Astún pondrán en marcha nueve remontes, 25 pistas y un total de 20,5 kilómetros. La bajada de temperaturas que hubo ayer, además, les permitió fabricar nieve artificial durante toda la madrugada y gran parte del día mejorando, más si cabe, las condiciones de las pistas. Los espesores en este centro invernal de la Jacetania oscilan también entre los quince centímetros de la cota más baja de la estación y el metro que se acumula en las partes altas.

Jaca, la ‘après ski’

 

"Contento no, ¡contentísimo! de que arranque la temporada. Y gracias a la promoción conjunta que se está haciendo de las estaciones de Aramón, Candanchú, Astún y la pista de hielo, Jaca puede convertirse en la ‘après ski’ de la zona". Así lo cree Víctor Barrio, presidente de la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania (ACOMSEJA).

Para el es importantísimo que la temporada arranque en Astún "que está en nuestro valle" y también que lo haga Formigal. Porque el ‘efecto Aramón’ (como denominan al hecho de que las grandes inversiones de Aramón en Formigal arrastren a miles de esquiadores hacia allí en detrimento de otras), "afecta poco a Jaca" y la ciudad sigue siendo un centro de alojamiento y de servicios para los dos valles, el de Canfranc y el de Tena. No obstante, reconoció que el valle de Canfranc sí se ve perjudicado por el ‘efecto Aramón’, pero cree que esta temporada es de transición y confía en que la próxima temporada "Candanchú esté en Aramón y se lleven a cabo las inversiones que quiere hacer Astún".

 

También en el valle de Tena se muestran satisfechos con el temprano arranque de la temporada. "Si se adelanta el inicio hay muchas más posibilidades de que lleguen clientes", aseguró Juan Ignacio Pérez, presidente de la Asociación de Hostelería de Huesca y propietario de una establecimiento en dicho valle. Además, apuntó que "la gente hace las reservas con garantías, porque sabe que hay nieve y podrá disfrutar".

También se espera que sean muchos los aficionados que viajen en el día para estrenar la temporada o los que disponen de una segunda residencia en la zona y se acerquen este primer fin de semana para recoger sus pases de temporada y disfrutar del esquí. La previsión meteorológica, además, da buen tiempo, sin precipitaciones.


Etiquetas