Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Nozar inyecta 8,4 millones en Boí Taüll mientras se retira de Panticosa

Se trata de una ampliación de capital de la estación de esquí leridana, de la que el grupo posee un 98 por ciento del accionariado. Ocho trabajadores del balneario del Alto Gállego ya han presentado su baja voluntaria.

El grupo Nozar inyecta 8,4 millones de euros en la estación de esquí ilerdense de Boí Taüll, casi al mismo tiempo que se retira del balneario de Panticosa y el campo de golf Las Margas (Sabiñánigo). La gestión de ambos centros altoaragoneses pasarán en enero a la empresa Vincci Hoteles, pero antes Nozar, a través de un expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a 206 trabajadores de los 325 que forman la plantilla, despedirá a un total de 179 personas.

La inversión del grupo Nozar en el centro invernal de la provincia de Lérida, del que ostenta el 98,8 por ciento del accionariado, se realizará a través de una ampliación de capital. Dicha operación económica fue aprobada el pasado 30 de octubre por la Junta General de Accionistas con el fin de equilibrar el balance económico del centro invernal que ha tenido pérdidas importantes en las últimas temporadas. No obstante, según informaron fuentes de la empresa, la ampliación no está abierta a nuevos accionistas sino que es el mayoritario, el grupo que preside el empresario madrileño, quien aportará el dinero para hacer frente a dichas pérdidas.

Especulaciones sobre la venta

Cabe recordar que Nozar se hizo con el complejo invernal, que además de las pistas incluye apartamentos y varios hoteles en la zona, en el año 2004. Desde que comenzaran los problemas económicos del grupo con la inmobiliaria La Colonial se ha especulado con la posible venta de la estación de esquí leridana a la Generalitat, a una empresa francesa, a otra rusa e incluso se llegó a hablar de la entidad financiera La Caixa. Pero este impulso económico que el empresario ha dado da una nueva perspectiva de la situación de la estación de esquí de Boí Taüll.

Enfrente se sitúa otra de las inversiones del grupo en el Pirineo, el complejo de ocio y turismo de lujo del balneario de Panticosa y el campo de golf Las Margas. La empresa llegó a un acuerdo con la cadena Vincci Hoteles. En dicho pacto se contempla que el empresario Nozaleda seguiría manteniendo la propiedad de ambos complejos altoaragoneses, aunque la gestión correría totalmente a cargo de la cadena de hoteles, que regenta 23 establecimientos de máxima categoría en nuestro país -algunos de ellos situados en campos de golf-, otros dos complejos en Estados Unidos y al menos siete en Túnez.

Pero dicho pacto conllevaba también un expediente de regulación de empleo que afecta a 206 trabajadores de los 325 que hay en la plantilla de los dos complejos situados en la comarca del Alto Gállego. De ellos, 179 serán despedidos -indemnizados con 32 días por año trabajado- y otros 27 serán recolocados, aunque en condiciones laborales diferentes.

Hasta el domingo

Algunos trabajadores han comenzado a presentar su baja voluntaria. Concretamente, ya son ocho los que se han apuntado a la lista abierta para aquellos voluntarios que quieran irse de la empresa, una cifra que los sindicatos consideran muy baja. El plazo finalizará el domingo y la nómina será entregada a la empresa el próximo día 17.

La siguiente reunión prevista en el calendario de negociaciones entre la empresa y los representantes de los trabajadores está prevista el 20 de noviembre y, si todo marcha bien, el ERE se presentará justo una semana después. Si el proceso se alarga, tal y como advirtió el secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de Comisiones Obreras en Aragón, Emilio Alloza, "el pacto no está garantizado".

Etiquetas