Despliega el menú
Huesca

HUESCA

La torre de PLHUS medirá 64 metros y empezará a levantarse en cinco meses

Sujetará los dos depósitos de agua que darán servicio a las empresas de la Plataforma Logística de Huesca.

Será más alta que la Torre del Agua y anunciará la Plataforma Logística Huesca-Sur (PLHUS) de día y de noche. La gran estructura metálica que sujetará los depósitos de agua de la nueva zona industrial y que se convertirá en símbolo de la misma empezará a construirse dentro de cinco meses, según informaron desde Suelo y Vivienda de Aragón (SVA), sociedad pública promotora de PLHUS.

José Manuel Pérez Latorre, arquitecto que ganó con su diseño el concurso de ideas convocado para esta estructura, ya ha entregado el proyecto. El consejo de administración de PLHUS SLU se reunirá el próximo día 20 y tomará decisiones al respecto. Según el calendario de SVA, la construcción de la torre se iniciará hacia el mes de abril y estará finalizada a principios del otoño de 2009. No obstante la red de agua ya está en servicio gracias a un 'by-pass' que conecta las conducciones a Huesca y PLHUS.

La torre medirá 64 metros, pero alcanzará 10 más cuando se coloquen los pararrayos y las luces de aviso para aviones. Se trata de una estructura metálica con dos arcos parabólicos revestidos con policabornato de color. Entre los arcos se colocarán dos plataformas. La inferior, a unos 30 metros sobre el suelo, sujetará las "patas" de la torre y hará las veces de mirador y la superior servirá de base a los dos depósitos de agua.

Los dos contenedores serán de acero inoxidable y tendrán una capacidad de 250 metros cúbicos. Uno será para el agua de boca y otro, para el agua destinada a usos industriales. Según Pérez Latorre, la existencia de estos depósitos es lo que marca la altura. "Su dimensión no es una arbitrariedad sino una solución técnica", afirmó el arquitecto. "Al estar a una altura de 45 metros, el agua llegará a las tuberías con una presión de 4,5 bares que asegura que las cañerías no revienten", explicó.

La altura es la mayor dificultad que presenta la torre a la hora de su construcción al tener los dos grandes depósitos en su parte superior. "Al ser una estructura muy ligera con un peso arriba, el principal problema es el viento, lo que obliga a poner riostras muy grandes en sus extremos", apuntó Pérez Latorre. Excepto las cimentaciones, el resto será un problema de montaje.

Así, los depósitos se llevarán hasta la plataforma industrial desmontados en partes que se armarán aquí y luego se izarán. El montaje de la torre se hará en cuatro fases para evitar la colocación de un andamio de tantos metros de altura. Se montará el primer tramo hasta el forjado y desde aquí se acometerá la construcción del segundo. El mismo método se seguirá con el tercero de los tramos. El cuarto se armará abajo y y después se colocará.

Parcelas más pequeñas

Las obras de urbanización de la plataforma, situada junto a la autovía de Zaragoza, están en su última fase. Esta misma semana se ha publicado una modificación del proyecto que incluye, entre otros cambios, la adecuación del tamaño de las parcelas a la demanda detectada. Una parte de las destinadas a uso ferroviario se segregan para dedicarse a usos más comerciales que industriales con una superficie de entre 5.000 y 10.000 metros cuadrados.

Otras modificaciones se refieren al retranqueo de edificios, la ubicación de la subestación de Endesa, la adaptación de la glorieta de acceso a PLHUS desde el CEEI (Centro Europeo de Empresas e Innovación) y la creación de una zona de reserva de viales para las ampliaciones previstas en la plataforma. Desde SVA señalaron que los cambios no supondrán incrementos económicos de consideración en el presupuesto de las obras (30 millones) ni en los plazos de ejecución de las mismas, que están próximos a cumplirse.

En PLHUS se están construyendo 33 naves que estarán acabadas a mediados de 2009 y que saldrán a la venta para pequeñas y medianas empresas por entre 108.000 y 71.600 euros.

Etiquetas