Despliega el menú
Huesca

INFRAESTRUCTURAS

Solo 46 de los 112 kilómetros de la autovía entre Huesca y Pamplona están en obras

El tramo entre Caldearenas y Lanave de la A-23 (Nueno-Jaca) se ha sumado a los cuatro ya en ejecución.

Solo 46 de los 112 kilómetros de la autovía Huesca-Jaca-Pamplona que discurren por las provincias de Huesca y Zaragoza están en obras, lo que supone el 40% del trazado. Las excavadoras se ven trabajar entre Nueno y el alto de Monrepós, que es donde se concentra ahora el grueso de los trabajos y donde se producen cortes esporádicos debido a las dificultades técnicas que conllevan. Sin embargo, en el resto del trazado apenas hay movimientos.

En un año, en la autovía A-23 entre Nueno y Jaca solo se ha sumado a los tramos ya en ejecución el de Caldearenas a Lanave, de 12 kilómetros, según la información del Ministerio de Fomento. Sin embargo, aunque ya ha empezado a contar el plazo, las máquinas todavía no han comenzado a hacer los movimientos de tierra. En un situación similar está la parte entre Santa Cilia de Jaca y Puente La Reina (A-21), donde tampoco se ve trabajar porque están realizando tareas previas.

Ahora, al igual que hace un año, se está interviniendo en los tres itinerarios en los que se divide la zona entre Nueno y el alto de Monrepós: Nueno-Cosgosto de Isuela (5 kilómetros), Congosto de Isuela-Arguis (3,3 kilómetros) y Arguis-alto de Monrepós (3,2 kilómetros). Son las obras por las que la subdelegación del Gobierno en Huesca anunció que podrían producirse cortes por las necesidades de la actuación entre las 13.30 y las 14.00 de los días laborables. No obstante, el subdelegado Ramón Zapatero aseguró el viernes que en los últimos días no había sido necesario realizarlos.

A partir del alto de Monrepós los trámites van más despacio. El siguiente trayecto, que tiene el proyecto aprobado, son los 4,1 kilómetros hasta Caldearenas. Hasta Lanave es en donde empezarán las obras primero. A continuación, habrá un parón porque la licitación de los 7 kilómetros siguientes hasta el embalse de Jabarrellas se anunció este verano. Por lo que aún faltan muchos trámites hasta que entren las palas.

Después, la carretera llega ya hasta Sabiñánigo donde la obra está adjudicada. Los trabajos entre Sabiñánigo Sur y Sabiñánigo Este están adjudicados pero desde este punto hasta el oeste el proyecto se encuentra en redacción. El último tramo son los 10 kilómetros a Jaca en los que se trabaja.

Desde Jaca, que es donde cambia el nombre de la A-23 a la A-21, hasta el límite de la provincia de Navarra, solo están en ejecución 12,7 kilómetros. Mientras en Navarra abrirán al tráfico 8,5 kilómetros más el martes día 4. Para el resto ya tienen fecha de finalización de la autovía: 2012. Se cumpla o no, al menos ya están todos los tramos en obras excepto dos.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, reconoció recientemente que la parte de Navarra hasta el límite con Aragón estaría terminada antes, pero que desde el Ministerio de Fomento se le iba a dar un impulso. Aunque no está tan avanzado como entre Nueno y Jaca, "vamos avanzando", aseguró.

Ese "vamos avanzando" se traduce en que de los nueve tramos de la A-21 entre Jaca y el límite de la comunidad foral de Navarra, solo tres están en ejecución. De hecho, los proyectos de cinco tramos que suman 31 kilómetros, más del 50% de la distancia total, no han pasado del papel. En estos momentos, se está redactando el proyecto del primer tramo Jaca Norte-Jaca Oeste, de 4,9 kilómetros así como el siguiente de Jaca Oeste a Santa Cilia.

Etiquetas