Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Renfe continúa la supresión de trenes convencionales en toda la provincia

Las amenazas de cierre de estaciones y de supresión de trenes son las promesas que Renfe siempre cumple. La compañía ferroviaria ha retomado sus planes de eliminación de servicios en la provincia de Huesca. El día 15 de septiembre dejó de circular el Talgo entre Barcelona y La Coruña con parada en las estaciones de Monzón y Tardienta, por lo que esta última localidad se quedó sin conexión directa con Barcelona. Es solo el principio de un anunciado plan encaminado a que dejen de circular trenes de largo recorrido por vía convencional.

La alarma ha saltado de nuevo en Monzón donde la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de la Zona Oriental, inactiva desde hace casi tres años, se plantea retomar las movilizaciones con la que protestaron por la supresión de los servicios a Madrid y consiguieron compensaciones. El alcalde, Fernando Heras, ha convocado para mañana a las 20.30 el Consejo Económico y Social, como órgano de participación ciudadana con el objetivo de analizar este asunto.

Mientras tanto, también avanzan los planes de Adif para recortar los servicios de atención al público en las estaciones, como en la de Tardienta. Por ello, Chunta Aragonesista ha presentado una proposición no de ley que se debatirá mañana en la comisión de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes de las Cortes de Aragón. Entre otras cosas, instan a que el Gobierno autonómico reclame al Adif el mantenimiento del personal para que las estaciones sigan abiertas y a que se exija que no dejen de circular trenes en las líneas que subvencionan.

En diciembre, está previsto que se suprima el otro tren diurno de largo recorrido con parada en Monzón que cubre el trayecto hasta Gijón, Bilbao, Irún o Salamanca, el Miguel de Unamuno, según explica el representante de CC. OO. en el comité de empresa de Adif, José Manuel Riosalido. Solo continuarán circulando, pero siempre con el lastre de una supresión segura, los dos trenes nocturnos que hacen los citados recorridos: el Galicia y el Pío Baroja. Sin embargo, estos servicios pasan de largo por Tardienta sin hacer parada.

Pero no son las únicas supresiones que se producen este año en las dos vías que atraviesan la provincia. Además de estos, se recortaron frecuencias de los trenes TRD entre Huesca y Zaragoza, con la puesta en servicio de los Avant el 28 de abril. Entonces, Renfe puso tres lanzaderas pero retiró cinco TRD.

La noticia de la supresión que Renfe anunció pocos días antes de hacerla efectiva no pilló por sorpresa a Monzón. Su alcalde, Fernando Heras, explicó ayer que desde que se puso en marcha la alta velocidad ya se sabía que los trenes de largo recorrido dejarían de circular por la vía convencional, según marca la ley. Sin embargo, la alerta ha saltado de nuevo en Monzón. El portavoz de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de la Zona Oriental, Juan José Santiesteve, no descarta retomar las movilizaciones casi tres años después de que protestaran por la supresión de los trenes que conectaban con Madrid. Entonces, como compensación, consiguieron que el Gobierno de Aragón subvencionara trenes regionales entre Zaragoza y Lérida, con paradas en Monzón y Binéfar, para enlazar con los servicios de alta velocidad.

Sin embargo, tanto Santiesteve como Riosalido creen que ahora es más complicado porque el tren ya se ha suprimido y que "sin voluntad política, no habrá ninguna posibilidad". Santiesteve apunta que de seguir la línea marcada solo será la primera supresión y recuerda que en estos servicios tienen que primar la rentabilidad social sobre la económica.

Etiquetas