Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Alumnos de Binéfar hacen turnos por falta de plazas en el autobús

Para algunos estudiantes la jornada escolar dura más de ocho horas y tienen que esperar hasta treinta minutos para volver a su pueblo. El departamento de Educación asegura que la medida se tomó como "solución más rápida" y que está analizando otras alternativas.

Sesenta estudiantes para un autobús con cincuenta y cinco plazas. Ese es el caso de los alumnos de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos que cada día son transportados en la ruta que une Binaced y Binéfar, donde se halla el centro educativo de referencia, el Instituto de Educación Secundaria Sierra de San Quílez. El Departamento de Educación del Gobierno de Aragón lo ha solventado -según dicen "como solución más rápida para atender a todos los alumnos"- estableciendo que se hagan dos viajes de recogida por la mañana, consecutivos y con el mismo autobús, y dos al finalizar la jornada lectiva, en iguales condiciones.

Esta no les parece la mejor solución a los padres de los adolescentes, tal como ha podido saber este periódico a pesar de que los portavoces del grupo parental no han querido hacer manifestaciones porque, antes de hacer una denuncia pública, quieren agotar las vías administrativas y de diálogo dirigidas a hallar "una solución que convenga a todos".

El hecho es que, desde que se inició el curso, se han ido sucediendo los problemas con estos alumnos transportados, debido a su número y la circunstancia de que la ruta se cubra con un solo autobús. "Problemas que se han ido solucionando desde el centro en estos días, estableciendo turnos y adelantando la hora de recogida de los chicos del primer turno", aseguraba el director del IES Sierra de San Quílez, Jesús Lacoma. Según el departamento de Educación "las rutas se establecen con las previsiones de alumnado y, en este caso, se ha sobrepasado el número esperado". Además de las soluciones ya arbitradas por el centro, Educación, tal como informó ayer mismo, está "analizando otras opciones para esta ruta", aunque no se especificó ninguna en concreto.

Desde ayer, el primer turno, en el que van doce alumnos que se van rotando cada día de la semana, es recogido por el transporte a partir de las 7.30, para llegar al centro un poco antes de las 8.00, donde encuentran ya personal que les franquea el acceso a las instalaciones educativas, después el vehículo vuelve al principio de la ruta para recoger al segundo turno, que llega al IES para el comienzo de las clases.

Llegaban tarde

Este ajuste, sin embargo, se ha introducido tras comprobar que con el anterior horario -los primeros eran recogidos a las 8.00- los alumnos del segundo turno han llegado tarde en alguna ocasión. Además, los padres percibían cierta inseguridad, porque al tener que hacer dos trayectos consecutivos opinaban que eso introducía una premura que no es conveniente. Según el director del IES, la empresa está dispuesta a facilitar fotocopias de los tacógrafos para demostrar que no hay motivo de alarma por este hecho.

El regreso a casa después de la jornada lectiva, a las 14.30, también ha tenido que ser reglado, "dando preferencia a los alumnos de ESO sobre los de Bachillerato y Ciclos, que son más mayores", explicaba Lacoma.

Treinta minutos de espera

Los dos viajes que debe hacer el transporte escolar, que presta la empresa Alosa, obliga a que entre cinco y seis alumnos, en teoría de los más mayores, tengan que esperar entre veinte y treinta minutos en el exterior del centro (ya cerrado) hasta el regreso del autobús que les debe llevar a casa, algo que muchos padres no ven con buenos ojos. Por eso, al parecer, los padres organizados en asamblea están preparando un escrito de peticiones para el Servicio Provincial de Educación, entre las que se incluiría que se disponga un segundo autobús para esta ruta, en lugar de que uno solo haga dos viajes, como ocurre en estos momentos.

Etiquetas