Despliega el menú
Huesca

RELIGIÓN

La Jornada de la Familia reúne a 15.000 personas en el santuario de Torreciudad

El cardenal Cañizares presidió la misa, en vísperas de la que el Papa celebra hoy en Lourdes.

Más de 15.000 personas llegadas desde diversos puntos de España se congregaron ayer en el santuario de Torreciudad para celebrar la XIX Jornada Mariana de la Familia bajo el lema "La familia, formadora en los valores humanos y cristianos". Durante la tradicional homilía al aire libre, que tuvo lugar hacia las 12.30, el cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Toledo y primado de España, manifestó que "todos, sin excepción, estamos obligados a promover y fortalecer los valores y exigencias de la familia. Esta debe ser ayudada y defendida mediante medidas sociales apropiadas".

La coral de la Universidad Internacional de Cataluña, acompañada de la organista de Torreciudad, Mayte Aranzábal, se encargaron de la parte musical de la eucaristía. Asimismo, las miles de familias allí presentes y que llegaron al santuario en más de 150 autobuses pudieron escuchar un mensaje del Papa Benedicto XVI, que hoy se encuentra de visita apostólica en Lourdes. En su misiva especial, el Santo Padre animó a los asistentes "a seguir fielmente la tarea asumida en el matrimonio sin desalentarse por las dificultades que puedan encontrar en el mundo que les rodea".

Un Fluvi como ofrenda

Los actos comenzaron antes, hacia las 12.00, con la multitudinaria ofrenda de flores y frutos a la Virgen. Decenas de grupos de todas las provincias españolas presentaron obsequios de lo más variado, como frutos de la huerta aragonesa, centros florales, ensaimadas de Mallorca, miel, aceite y vino de Guadalajara o productos típicos de Galicia, Asturias, Castilla y hasta Andalucía. La nota simpática de la ofrenda la puso una familia zaragozana que ofreció a la Virgen un muñeco Fluvi de la Expo de Zaragoza en agradecimiento por el buen desarrollo que ha tenido el evento.

"Estamos con el corazón en Lourdes", explicó emocionado Andrei, de nacionalidad colombiana y que viajó a Torreciudad desde Tarragona con sus tres hijos por primera vez. Por su parte, una familia sevillana llegó con sus cinco hijos en autocaravana para poder acudir hoy al santuario de Lourdes. "Es toda una aventura", apuntó el padre, "pero la convivencia familiar en el viaje ha sido una delicia". Durante el resto de la jornada, un total de 60 sacerdotes atendieron ininterrumpidamente los confesionarios fijos y portátiles repartidos por distintas zonas del santuario.

Etiquetas