Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

La mayoría de empresas con reservas en PLHUS dudan de poder implantarse antes de tres años

Dada la actual crisis económica y los problemas de financiación, muchos empresarios se están planteando ahora pedir a Suelo y Vivienda una prórroga del plazo que les exige para iniciar su actividad en la plataforma de Huesca

La Plataforma Logística Huesca Sur (PLHUS), la gran apuesta del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento para solucionar el problema endémico de la falta de suelo industrial en la capital, va camino de ralentizar el inicio de su actividad. La prueba es que la mayoría de las empresas que ya han adelantado un pago en efectivo por reservar alguna de las parcelas se están planteando ahora retrasar su implantación más allá de los 3 años de plazo límite que está marcado una vez que se firma ya la compra de los terrenos. Y es que tienen serias dudas de que puedan hacer frente a unas inversiones de semejante calado antes de finales de 2011.

Así lo han asegurado desde la Confederación Empresarial Oscense (Ceos-Cepyme), una de las entidades que está intentando captar empresas para la plataforma y que, por tanto, conoce perfectamente las inquietudes de los interesados. Las causas son, por un lado, que las entidades financieras están restringiendo los préstamos de financiación y, por otro, que las propias empresas están sufriendo un problema de falta de liquidez. Dos claras consecuencias de la crisis económica.

Mientras, fuentes de Suelo y Vivienda de Aragón, promotora del proyecto, reconocen que "no es el mejor momento" para llenar una plataforma de 115 hectáreas de extensión. Sin embargo, también aclararon que hasta el momento no les ha llegado ninguna petición formal para ampliar el citado plazo de 3 años. Además, se resisten a ser pesimistas y, por contra, confían en que finalmente la situación mejore y estas previsiones iniciales cambien. "Estamos todavía en plazo porque la fecha límite de implantación será más o menos diciembre de 2011 ya que las obras de urbanización se van a entregar a finales de octubre y luego se firmarán las escrituras públicas de las parcelas", señalaron.

Desde la Ceos consideran que los empresarios que están estudiando la posibilidad de pedir un aplazamiento de la ejecución prevista no deberían tener problemas para obtenerlo por parte de Suelo y Vivienda "porque en el momento en que tú alegas cualquier imposibilidad material o temporal, no suele haber dificultades para que te lo concedan, siempre y cuando, eso sí, se garantice la inversión anunciada porque estas parcelas no son para especular".

Así, la intención de estas sociedades sería, en principio, "dejar pasar uno o dos años antes de acometer el proyecto porque la disponibilidad económica con la que habían contado en un principio no es la misma que ahora". Para ello, el plazo de 3 años se debería ampliar a 4 ó 5 como mínimo.

Esta situación afecta a empresas de muy distintos sectores, desde aquellas que realizan trabajos auxiliares dentro de la construcción, al transporte de mercancías o a los concesionarios de automóviles, por ejemplo.

Desde la Confederación Empresarial Oscense prefieren no concretar un número aproximado de empresas que puedan estar en esta situación aunque sí dejan claro que son la "mayoría" con las que han contactado en estos últimos meses. "A final de año, la plataforma estará ya operativa pero el inicio del grueso de la actividad seguro que tardará en verse dos o tres años y no uno como se había previsto inicialmente", opinan.

45 hectáreas ya comprometidas

Cabe recordar que el precio del suelo en PLHUS se sitúa entre los 90 y los 144 euros por metro cuadrado, en función de la ubicación de las parcelas. Los últimos datos oficiales dados a conocer por el consejero de Industria, Arturo Aliaga, son que el 60% de los terrenos ya están comprometidos, es decir, 40 de las 65 hectáreas.

Y es que, al parecer, de las más de 120 empresas que han solicitado algún tipo de información sobre las parcelas desde que se abrieron los primeros contactos, casi un 60% de las mismas han efectuado una reserva, fundamentalmente de las parcelas de tamaño mediano y pequeño.

El proceso para adquirir suelo en PLHUS se inicia rellenando un impreso con la superficie necesaria para construir la nave, una descripción de la actividad a desarrollar y, por ejemplo, si requiere algún tipo de infraestructura especial. Además, se tiene que indicar si es una nueva implantación, un traslado o una ampliación y la inversión a acometer. La petición se incorpora a una lista de espera y se paga un anticipo para hacer efectiva la reserva.

La previsión es que Suelo y Vivienda de Aragón empiece a contactar de nuevo con los empresarios, en función del orden de inscripción, a partir de este mes de septiembre para concretar ya las condiciones de compra. Una vez que finalicen las obras de urbanización se dará paso a la última fase, la firma del contrato.

Etiquetas