Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Carlos López Capablo: "La grandeza del auditorio está en su caja escénica y en su equipamiento técnico"

¡Qué iluminación! ¿Cuántos fluorescentes hay en el Palacio de Congresos de Huesca?

No sé el número exacto, pero estarán por encima de los 5.000. Se han puesto fluorescentes porque el consumo de energía es mucho menor que con cualquier otra lámpara. Hay lámparas de bajo consumo, pero, como ejemplo, para iluminar la caja escénica necesitaríamos unos proyectores de 400 o 500 vatios y se está haciendo con fluorescentes de 58 vatios. La diferencia es notable. No obstante, en el tema del ahorro energético estamos muy concienciados porque la iluminación exterior no se enciende cada día, solo los fines de semana y cuando haya actos. Y la iluminación exterior se hace con leds, que consumen muy poquito, 3 vatios. Son 980 lámparas y el consumo es mínimo (no llega a 3 kilovatios) porque se trata de un alumbrado decorativo. También hay fluorescentes en el exterior de la caja escénica, donde todo es vidrio.

Será difícil quedarse a oscuras.

Tenemos dos transformadores de 1.000 kilovatios. Le compramos la energía a Endesa, puede fallar el centro transformador de la compañía eléctrica y podría fallar la luz. No obstante, hay un grupo electrógeno alternativo de 300 kaveas que entraría en funcionamiento y mantendría un alumbrado de evacuación, de señalización de emergencia… No podríamos continuar con la representación de una obra de teatro pero habría luz para poder salir del edificio sin problemas.

Los comerciantes, que ya han analizado el edificio, comentan que en la sala multiusos, la de ferias, no hay enchufes trifásicos.

Los directores de obra decidieron que con pequeñas tomas de corriente para 2.500 vatios habría bastante. Esta sala está preparada para pequeñas ferias, para unos 42 puestos de 12 metros cuadrados y en el suelo se distribuyeron unas tomas de corriente monofásica y unas tomas de telefonía o conexión a Internet. Pero en un momento dado, si quienes estén en la sala necesitan más corriente para una caldera trifásica, la versatilidad del edificio, con tomas trifásicas en la pasarela superior de esta sala, permite descolgar un cable y colocarlo encima del expositor que lo demande.

También hay quien se pregunta por qué en un edificio tan moderno no hay placas solares.

Supongo que en el momento de iniciarse su construcción no lo exigiría el Código Técnico de Edificación. Y la energía procedente de las placas solares solo hubiera dado para el agua caliente, no para disponer de una luz de trabajo como la que aquí es necesaria.

De todos los espacios del Palacio ¿cuál es el que más le gusta?

El auditorio (responde sin dudarlo). Cuando pasen uno o dos años será cuando lo valoraremos. En cuanto actúe aquí una orquesta se verá cómo suena, cómo reacciona la sala. Los profesionales que la han visto lo destacan. Las butacas son comodísimas y, para la celebración de congresos, el sistema de traducción simultánea está preparado para el idioma del ponente más siete idiomas alternativos; hay conexión para ordenadores portátiles en las butacas de las primeras filas que se transforman en mesa… Las posibilidades son tremendas y tenemos que saber aprovecharlas.

¿Sus dimensiones y equipamiento son tan grandiosos como parecen?

Sí. La caja escénica tiene 14 metros de embocadura, 400 metros cuadrados de escenario y 26 metros de altura. Eso te permite mucho juego con un sistema de barras motorizadas, contrapesadas, los telones, los focos, y el audiovídeo. Y un ejemplo del equipamiento es el proyector, que tiene 30.000 lúmenes. Solo hay dos en España y el auditorio de Zaragoza, el mayor que ofrece, es de 12.000 lúmenes. La pantalla de videoproyección tiene 11,6 por 6 metros. Es una pantalla muy grande, con una capacidad y una nitidez grandiosa.

Y para el espectador, todo esto se traduce en...

Todo ello se traduce en calidad, ya que la potencia lumínica del proyector nos permitiría hacer una proyección en el auditorio sin tener que apagar las luces. Se podría ver perfectamente. Hay cuatro cámaras distribuidas por todo el perímetro que permiten hacer una grabación en directo del acto y transmitirlo a cualquier sala del edificio. De esta forma, podríamos ampliar la capacidad del auditorio, donde caben 800 personas, distribuyendo al público en las distintas salas y proyectando en tiempo real lo que se está viendo. La cabina de control va equipada con su propia cabina de producción, lo que permitir editar, cortar, pegar imágenes y transmitir a una unidad móvil exterior que está preparada con una caja exterior para instalar el camión de la unidad móvil y poder retransmitir en directo el evento. A nivel de equipamiento audiovisual, el edificio está preparadísimo y tiene muchísimas posibilidades

¿Cuál es el espectáculo más complicado de todos los que pueden realizarse aquí?

Una ópera. Cuando se enseñó el edificio a la delegación de Tarbes actuó la Coral Oscense, que cantó a capela, y el director de la misma afirmó que la acústica era magnífica. Durante su construcción se trabajó mucho con aislamientos, con el equipamiento de la pared, de lana de roca y madera de roble, para absorber toda la sensación acústica. Se han hecho muchas pruebas y ha habido un técnico especialista desde el inicio, ya que la dirección de obra estaba muy preocupada porque el edificio sonara bien, porque no hubiera ecos ni ruidos extraños.

Y que sonara bien para los hipoacúsicos.

Sí. En toda la zona del auditorio se ha instalado un bucle magnético para que estas personas no tuvieran ningún problema acústico.

Con semejante despliegue técnica ¿qué es lo que más le preocupa del edificio?

Que la gente de Huesca sepa hacerlo suyo y que entre todos seamos capaces de atraer congresos y espectáculos. Es lo que interesa a la ciudad: que todos estemos dispuestos a sumar para conseguir que aquí haya movimiento.

¿Aunque sean fiestas en la terraza o desayunos de migas?

Más que categorizar lo que hace falta es definir perfectamente los usos y poner los remedios para que los usos sean los adecuados.

Etiquetas