Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HOMENAJE EN SALLENT

Sallent de Gállego recuerda a los dos guardias civiles asesinados por ETA

La localidad oscense de Sallent de Gállego recordó, con un homenaje organizado por la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), a Irene Fernández Perea y José Ángel de Jesús Encinas, los dos guardias civiles asesinados por ETA en esta localidad oscense hace ocho años.

A las 12.00 tuvo lugar una misa en la iglesia de Sallent de Gállego y, posteriormente, se realizó una ofrenda floral en el lugar donde los agentes perdieron la vida por la explosión de un coche bomba.

La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, el presidente de la AVT, Juan Antonio García Casquero, y representantes de las delegaciones de esta asociación en Aragón, Asturias y Castilla La Mancha asistieron a los actos de conmemoración "para acompañar en su dolor y recuerdos a los familiares de las víctimas".

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Aragón informó en un comunicado, que con este acto, además de homenajear a los agentes, se pretende recordar que "la lacra del terrorismo sigue patente". La AUGC solicita al Gobierno aragonés que se otorgue el nombre a las calles de la comunidad a las víctimas del terrorismo que han sido asesinadas en Aragón o son naturales de esta tierra para "honrarles con un recuerdo permanente".

Trágica lista

Dieciséis personas han muerto en atentados perpetrados por la organización terrorista en Aragón, catorce de ellas en Zaragoza y dos en Sallent de Gállego (Huesca). La primera acción mortal se produjo el 30 de enero de 1987, cuando la banda asesinó a dos militares con un coche bomba en la capital aragonesa.

El 11 de diciembre de 1987 once personas perdieron la vida por la explosión de otro coche bomba en la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza, tres de las víctimas era agentes y las otras ocho familiares, entre ellos, cinco niños.

El 20 de agosto de 2000, la explosión de un coche bomba junto al cuartel de la Guardia Civil de Sallent de Gállego acabó con la vida de los dos agentes, una de los cuales fue la primera mujer del Cuerpo fallecida en un atentado.

El 6 de mayo de 2001, el senador y presidente del Partido Popular en Aragón, Manuel Giménez Abad, fue asesinado al recibir tres disparos cuando se dirigía a pié, junto a su hijo de 17 años, al estadio de fútbol de la Romareda para presenciar un partido del Zaragoza.

Otras cinco personas han fallecido por atentados en Aragón, tres de ellas fueron víctimas de el GRAPO, otra de el FRAP y la última por una autodenominada organización Colectivo Hoz y Martillo.

Etiquetas