Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El fiscal pide 21 años de cárcel para un imputado por la reyerta de Carnaval

La pelea, multitudinaria, ocurrió en el Tubo. El principal acusado provocó heridas a seis personas utilizando una botella rota.

El fiscal ha solicitado penas que suman 21 años de cárcel para un joven marroquí de 18 años por esgrimir una botella rota de cerveza en una pelea multitudinaria, ocurrida el fin de semana de Carnaval en la zona del Tubo de Huesca, con la que causó heridas cortantes a sus seis oponentes.

Según han informado fuentes judiciales, el ministerio público pide para Mohamed E. M., representado por el abogado Carlos Castillo, seis penas de 3 años de prisión por cada uno de los delitos de lesiones con uso de instrumento peligrosa que se le imputan, una de 3 años por resistencia a la autoridad y 7 meses más por participación en riña, además de diversas indemnizaciones que suman 14.500 euros, a la espera de determinar el importe correspondiente a las lesiones del herido más grave.

El escrito de acusación provisional también pide para Moktar E. M., de 25 años y hermano del anterior, 2 años de prisión por un delito de resistencia a la autoridad y 7 meses más por participación en riña. Para el tercer imputado de nacionalidad marroquí, Abdelillah M., tío de Mohamed E. M., solicita 7 meses de prisión por un delito de participación en riña.

Además hay otros cinco jóvenes de nacionalidad española de entre 18 y 29 años que el fiscal considera al mismo tiempo autores de una falta de lesiones y perjudicados. Para todos ellos (Antonio José L. P., Mateo T., P., Juan N. P., Roberto Nicolás B. M. y Santiago S. A.) solicita 2 meses de multa a razón de 8 euros diarios.

Los hechos se remontan a la madrugada del pasado 3 de febrero. Según el escrito del fiscal, a las 03.40 se inició un altercado con empujones a las puertas de un bar de la calle de San Lorenzo entre Iván H. O. y un menor marroquí, después de que el primero faltara el respeto a la novia del menor. Tras separarse, más tarde volvieron a encontrarse y aunque el menor decidió marcharse, un grupo de amigos, entre los que estaba Mohamed E. M., comenzó a golpear de nuevo a Iván H. O.

Al tener conocimiento de esta presunta agresión -continúa el escrito-, cinco amigos del joven español acudieron al encuentro del grupo de marroquíes en la calle de Argensola. Allí les rodearon y comenzaron e empujarles, lo que motivó que Mohamed rompiera una botella de cristal y asestara un fuerte golpe con ella a Antonio José L. P., tras lo cual atacó con la misma botella rota al resto de jóvenes españoles "con el ánimo de causarles lesiones". En la pelea también participó Abdelillah M. Mientras, Moktar E. M., al ser avisado de que estaban agrediendo a su hermano, acudió al lugar.

Al llegar la Policía, encontró a los dos hermanos de nacionalidad marroquí arrinconados contra la pared. Moktar E. M. llevaba en la mano un casco de botella roto por la base totalmente ensangrentado. Al requerirle los agentes que soltara la botella, se negó y les amenazó. Asimismo, su hermano, Mohamed E. M., con la ropa cubierta de sangre, también se negó a ser detenido "empleando para ello una gran violencia", lo que hizo necesario el uso de la fuerza.

Por estos hechos, Antonio José L. P. sufrió una herida inciso contusa en el cuero cabelludo y otra en la mejilla, que le ha dejado una visible cicatriz. Juan N. P., Roberto B. B., Santiago S. A. y Óscar P. resultaron heridos en cuello, espalda y clavícula que les han dejado cicatrices de entre 3 y 10 centímetros. Iván H. sufrió policontusiones. Mohamed E. M. sufrió contusiones en nariz, dientes, ojos, manos y espalda y Moktar E. M. una herida en una mano.

Etiquetas