Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

FIESTAS DE SAN LORENZO

Unos 180 policías preservarán la seguridad y velarán para que no se explote a menores

La Guardia Civil realizará 20 controles de alcoholemia en los accesos a la ciudad y a diferente horario entre el 9 y 18 de agosto

Un "sanlorenzo" tranquilo y sin incidentes. Para lograr ese objetivo 180 agentes de la Policía Nacional y Local -el año pasado fueron 172- estarán vigilantes durante todos los días festivos, del 9 al 15 de agosto, y atenderán cualquier incidencia que se pueda producir con el fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos y velarán de forma especial porque no se produzca la explotación de menores. Además, se van a incrementar los controles de alcoholemia de los 14 que se hicieron el año pasado a 20.

Estos son los datos más significativos que ayer dieron a conocer el subdelegado del Gobierno en la provincia de Huesca, Ramón Zapatero y el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, tras la reunión de la Junta Local de Seguridad celebrada ayer y en la que participaron los mandos policiales, responsables de Protección Civil, de Cruz Roja y de Tráfico, tanto de la Jefatura Provincial como del Destacamento de la Guardia Civil.

El alcalde destacó la especial atención que se va a prestar este año para evitar que los menores puedan ser objeto de algún tipo de explotación por parte de sus padres, tutores o familiares. Elboj, que recordó que durante las fiestas se producen menos incidentes que en otras épocas del año, advirtió que "vamos a estar muy pendientes de los menores y de su utilización en el contexto de celebraciones festivas" para evitar que puedan ser explotados por sus mayores para obtener mejores beneficios.

Anunció que para mejorar la lucha contra la explotación laboral infantil, los efectivos policiales seguirán de forma inmediata un curso que les permitirá unificar los criterios de actuación entre los diferentes cuerpos policiales que actúan estas fiestas.

El alcalde apuntó que se va a poner al corriente de estas actuaciones a la Fiscalía "para que sepa lo que vamos a hacer y lo que nos preocupa en lo que respecta a la defensa y protección del menor". Dijo que "desde una perspectiva democrática y de los derechos humanos, no podemos permitir que se produzca una explotación evidente de niños, en algunos casos por sus propias familias". Comentó que ya se ha actuado en este sentido en años anteriores, pero que en esta ocasión se reforzará la atención "tras detectarse que estas situaciones no decrecen".

Dispositivo de seguridad

El dispositivo de seguridad tendrá su centro de coordinación en el ayuntamiento durante los dos primeros días festivos, el 9 y 10 de agosto, para trasladarse a la comisaría Provincial de Policía Nacional, a continuación. A este centro coordinador se integrarán responsables de Protección Civil "con objeto de ganar rapidez en determinadas situaciones que se puedan producir", dijo el subdelegado. Ramón Zapatero expresó su convencimiento de que estas sean unas "fiestas tranquilas" como es habitual en Huesca, de modo que con los 180 efectivos policiales disponibles se pueda dar "el servicio adecuado". No obstante, añadió que en caso necesario se podría recurrir a otras unidades policiales.

Respecto a los 20 controles de alcoholemia que se van a realizar a partir del 9 de agosto, Zapatero aclaró que se prolongarán más allá de los días festivos, concretamente hasta el 18 de agosto y que se realizarán en distintos horarios. Recordó que el año pasado se detectó un 4% de conductores que superaban las tasas de alcoholemia de entre los mas de 400 controles que se hicieron.

El subdelegado apuntó también que el día 11, en plenas fiestas de San Lorenzo, comienza una campaña nacional de control de velocidad en carretera y en ese sentido llamó a la prudencia en la conducción a todos aquellos que se acerquen a Huesca y a los que viajen por las provincia.

Etiquetas