Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

La plataforma contraria al vertedero industrial solicitará un referéndum

La Federación de Asociaciones de Barrios Osca XXI lidera el movimiento de oposición. Se iniciará una campaña de recogida de firmas y se pedirá la mediación del Justicia.

La plataforma ciudadana creada la semana pasada para manifestar la oposición de los barrios y otros colectivos a la instalación de un vertedero de residuos industriales no peligrosos en el término municipal de Huesca ha hecho pública su estrategia de actuación. Entre otras acciones, plantea asambleas informativas, la recogida de firmas, la mediación del Justicia de Aragón y la convocatoria de un referéndum popular para que los ciudadanos den su opinión sobre la construcción de este vertedero.

A través de un comunicado, la plataforma manifestó ayer que, entendiendo la necesidad de deshacerse de los vertidos que generan las industrias, "opinamos que los residuos se deben verter en terrenos donde se cause una menor afección al territorio y a los ciudadanos". Otro argumento en el que las asociaciones basan su rechazo al proyecto es que "Huesca ya tiene en su parte más alta dos vertederos (uno municipal y otro comarcal) y no se puede exigir mayor generosidad".

El vertedero que se proyecta construir en el recinto donde ya están los basureros de residuos sólidos urbanos, junto a la carretera de Apiés y Fornillos, está contemplado en el Plan de Gestión Integral de Residuos de Aragón. El GIRA prevé la construcción de cuatro instalaciones de residuos industriales no peligrosos: una en Teruel, una en Zaragoza y dos en la provincia de Huesca, una en el eje industrial Huesca-Sabiñánigo y otra en el eje Barbastro-Monzón.

La semana pasada, el equipo de gobierno PSOE-PAR en el Ayuntamiento se Huesca dio a conocer que se habían iniciado gestiones con el Gobierno de Aragón para que el vertedero del eje Huesca-Sabiñánigo se ubicara en las instalaciones de depósito y tratamiento de basuras ya existentes en el término municipal.

Con este anuncio, el Ayuntamiento salió al paso de la protesta vecinal surgida en la pedanía de Cuarte, a unos cuatro kilómetros del casco urbano de Huesca. Allí la empresa a la que el Gobierno aragonés ha adjudicado de forma provisional la prestación de este servicio en la Zona II (Alto Gállego, Jacetania y Hoya de Huesca) tenía una opción de compra sobre 18 hectáreas de un particular. Fue este quien comentó el destino de sus terrenos al representante de los vecinos de Cuarte hace unos díez días.

La declaración de Elboj en 2007

Prácticamente los 85 habitantes de la pedanía firmaron contra la instalación del vertedero en su población. La protesta de Cuarte fue secundada por la Federación de Vecinos Osca XXI, los grupos de la oposición municipal (PP, CHA e IU) y por los otros siete barrios rurales de Huesca.

Los afectados solicitaron un encuentro con los responsables municipales que se celebró el lunes de la semana pasada. En esa reunión se les dijo que el vertedero no se ubicaría e las proximidades de Cuarte porque se instalaría junto al vertedero de residuos urbanos ya existente en las cercanía de otros dos núcleos pedáneos, Fornillos y Apiés. El rechazo, lejos de desaparecer, arreció y derivó en la creación de una plataforma a la que, además, se han unido, Los Verdes, Ecologistas en Acción y el sindicato Comisiones Obreras.

Todos ellos respaldan su oposición al vertedero en las declaraciones que en febrero de 2007 hizo el alcalde, el socialista Fernando Elboj, que entonces no necesitó, como sí necesita ahora, de un pacto con el PAR para seguir al frente del Ayuntamiento de Huesca. "El gobierno local no aceptará la mencionada construcción en terrenos de su término municipal ni próximos a los municipios incorporados dadas las afecciones que para los mismos significaría", dijo Elboj ante los movimientos de la adjudicataria para instalar el vertedero en Banariés, otra pedanía.

Para aclarar dudas sobre el vertedero industrial, el jueves se desplazó a Huesca la directora general de Calidad Ambiental, Marina Sevilla. Junto al equipo de gobierno y portavoces de la oposición, se reunió con industriales los polígonos y de la confederación de empresarios, que apoyan y demandan este servicio.

Sevilla recordó que el GIRA no tuvo alegaciones en Huesca en sus dos períodos de información pública. Y señaló que de las 35.000 toneladas de residuos industriales no peligrosos que se generan al año en la Zona II, unas 20.000 se producen en Huesca. "Las industrias de la ciudad se ahorrarán 15 millones de euros con la futura planta de gestión de residuos", precisó.

Etiquetas