Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Lázaro no presenta el aval de Mildred e incumple los requerimientos judiciales

La administración concursal se reúne hoy con los sindicatos, indignados por la actuación del empresario madrileño, a quien la juez podría demandar por daños y perjuicios.

Eusebio Lázaro no ha depositado el aval para la compra de Mildred y tampoco se ha personado ante la juez que instruye el caso, desoyendo la resolución dictada a mediados de la pasada semana para que en el plazo de 48 horas se personara en el juzgado bien con el justificante de pago de los 1,2 millones bien con los papeles que demostraran que estaba aprobada la operación bancaria para hacer frente a ellos. La titular del juzgado de instrucción número 2 de Huesca podría volver a requerirle -esta vez con advertencia de desobediencia por si vuelve a incumplirlo-, que se personara ante ella para explicar los motivos de su negativa a pagar e incluso demandarle por daños y perjuicios si finalmente la operación de compra venta no se lleva a cabo.

La administración concursal encargada de liquidar los activos de Mildred tras su quiebra se personó ayer en el juzgado oscense para informar de la situación. Su solicitud a la juez pasaría, según fuentes cercanas al proceso, porque esta insistiera a Eusebio Lázaro para que entregue el aval o, en caso contrario, explique los motivos de su retirada en la compra de esta pastelera que paralizó su actividad en marzo de 2007 dejando en la calle a 400 personas.

Es precisamente esta cifra, la de empleos que ofertaba la industria y la de los que se podrían recuperar con la reapertura, la que podría haber llevado a la administración concursal a mostrar tanta permisividad con los retrasos de Lázaro para pagar y no ser ellos quienes rompan definitivamente la relación de compra venta. Cabe apuntar, además, que en la opción de compra del madrileño hablaba de la recuperación de 250 puestos de trabajo, una esperanza para los más de 200 ex empleados de la fábrica que todavía están en el paro.

Por su parte, la consejería de Industria que dirige Arturo Aliaga, quien ha mantenido contactos en los últimos meses con Lázaro, no pudo ayer ofrecer novedad alguna sobre el caso. Recordar que la pasada semana el consejero aseguró que el empresario madrileño y sus dos socios le habían informado que el dinero llegaría y que eran "pequeños problemas técnicos" los que les impedían cumplir con los plazos establecidos.

Si Lázaro sigue sin presentarse y sin pagar, el juzgado podría reclamarle por daños y perjuicios ya que durante los últimos cinco meses se ha paralizado el proceso de liquidación. Estaba previsto que en este plazo, ya que la otra opción de compra no convencía ni al juzgado ni a los acreedores, la fábrica hubiera salido a subasta por un mínimo de 8 millones. Si tampoco hubiera surgido un comprador, las máquinas, naves y demás enseres se hubieran vendido por separado, rompiendo así cualquier esperanza de reapertura.

Indignación de los sindicatos

La administración concursal, además, se reunirá hoy con los representantes de los antiguos trabajadores para explicarles estos y otros pormenores. Pero llegue o no el dinero y los justificantes, se persone o no Eusebio Lázaro, lo que los sindicatos ya tienen claro es que el empresario "ha demostrado muy poca formalidad". "Si esto lo hace estando una concursal y un juzgado de por medio, ¿qué hará con los trabajadores después?" se preguntó Ángel Laguarta, secretario provincial de UGT. "Las cosas no se hacen así, si está pasando por una situación complicada, que venga y lo explique", continuó. Cree que las noticias que hoy les traslade la concursal "no van a ser buenas" y "el paso siguiente tampoco es muy halagüeño. Salvo que algún viejo interesado puje en la subasta por la fábrica al completo, se desvanecerá cualquier oportunidad de salvación de la industria".

La dirigente de CC. OO. Arancha García no dudó ni un momento en criticar la actitud de Lázaro: "Es bastante preocupante la falta de formalidad de este hombre, un empresario que quiere emprender la reapertura de una empresa de la dependerán muchas personas. Casi asusta". no obstante, aseguró que ella todavía guarda un gotita de esperanza que que la venta de Mildred llegue a buen puerto y que las más de 200 personas que siguen en el paro tengan una oportunidad de empleo.

Etiquetas