Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El plan económico del Ayuntamiento prevé un drástico recorte de las inversiones hasta 2011

La comisión de Hacienda debate hoy una proyección de presupuestos que contempla la reducción de ingresos. La previsión, cuyo objetivo es la "estabilidad", está marcada por el estancamiento del sector inmobiliario.

El Ayuntamiento de Huesca, una vez pagados los 30 millones de la construcción del Palacio Congresos, no tendrá más remedio que apretarse el cinturón hasta el final del mandato, es decir hasta 2011, porque los ingresos van a reducirse. La comisión de Hacienda debatirá hoy el plan económico-financiero que el equipo de gobierno PSOE-PAR ha elaborado para los próximos tres años, en los que habrá que amortizar el pago del crédito de 4,4 millones de euros que se ha solicitado para costear la obra. En el documento destaca el drástico recorte de las inversiones (-54%) y el incremento porcentual del gasto de personal.

El presente ejercicio, con un presupuesto de 66 millones de euros, ya dejó en lista de espera actuaciones anunciadas hace años como la potabilizadora o la reforma del teatro griego en el parque de Miguel Servet. Este año, el Palacio de Congresos se lleva el 60% de la inversión municipal con una partida de 15,6 millones de euros.

A lo largo de 2008, el Ayuntamiento tiene previstas inversiones por valor de 26,6 millones (con el pago del palacio de congresos), cantidad que en 2009 será de 14,1 millones y que en 2010 se reducirá a 11,5 millones. Para 2011 se prevén inversiones por 12,2 millones de euros. Las cifras planteadas para los próximos tres años quedan por debajo no solo de las aprobadas para 2008 y 2007 (24,4 millones) sino incluso de las inversiones realizadas en 2006 (16 millones) y en 2005 (14,7).

Según la proyección presupuestaria para el próximo trienio, proyectos esperados desde hace varios años se irán apilando en el furgón de cola de las inversiones del Ayuntamiento de Huesca. Al pago del crédito solicitado y de la reducción de la deuda, que a 31 de diciembre de 2007 ascendía a 13,2 millones de euros (1,2 millones más de lo previsto a principios de ese ejercicio), hay que añadir la desaceleración de sector inmobiliario, que ya se está dejando sentir en las arcas municipales, según se reconoce en el documento económico.

Así, en el año 2007, el Ayuntamiento ingresó 6,6 millones por la venta de suelo público, un cifra que en 2088 se prevé que sea de 7,2 millones, pero que disminuye desde 2009 a 2011 y va desde los 4 millones que se esperan obtener por este capítulo al año que viene, a los 4,4 que se conseguirán dentro de tres ejercicios. Este descenso de la previsiones responde, según los responsables de Hacienda, al "principio de prudencia dada la actual situación del sector inmobiliario".

Y la crisis no se deja notar solo en la reducción de ingresos por la venta de suelo sino que, en lo que va de año, ya ha empezado a percibirse en la recaudación del ICIO (Impuesto de Construcción, Instalaciones y Obras) y de las tasas urbanísticas, que pasarán de 500.000 euros en 2008 a menos de la mitad (230.00) en 2009.

El plan económico-financiero concluye que en la proyección de los tres años para los cuales se ha preparado, los ingresos sufrirán una reducción global del 13,2%, situándose en 49 millones en 2011. El descenso más notable se dará en las denominadas trasferencias de capital (dinero que llega desde otras administraciones para financiar proyectos de inversión), que caerán en un 69,2 %, y en la venta de suelo (-38,6%). Los ingresos por impuestos indirectos también bajarán un 33,8% (los directos se mantienen con la subida del IPC). Estas estimaciones se han realizado teniendo en cuenta la previsión de estancamiento del sector inmobiliario.

En el apartado de gastos, las inversiones reales de los próximos tres años se reducirá en un 54,10% respecto a 2008 debido a la disminución en los ingresos. Mención especial y llamada a la reflexión hace el documento sobre el gasto de personal, que en 2001 supondrá el 36,11% del presupuesto municipal (en 2008 es del 27,8%).

Las cuentas que hoy se debatirán en la comisión de Hacienda obedecen a la apuesta del equipo de gobierno municipal de cumplir con el objetivo de estabilidad presupuestaria en el plazo de tres ejercicios. En 2011, se estima que el Ayuntamiento de Huesca tendrá unos ingresos corrientes de 49 millones y una deuda de 17,4 millones de euros que supondría el 35,5 de estos ingresos y que situaría el nivel de endeudamiento municipal bastante por debajo de los límites legales (110%).

Etiquetas