Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

La administración concursal de Mildred pide al juez que requiera a Eusebio Lázaro el pago de la fianza

El juzgado número 2 de Huesca no tiene constancia de que el empresario haya depositado la fianza, pero confía en que lo haga esta semana.

La preocupación por el futuro de Mildred crece a medida que pasan los días y no hay noticias de la fianza que permitiría formalizar la compra de la fábrica de magdalenas de Huesca. El 15 de mayo se cumplió el plazo para que Eusebio Lázaro oficializara su oferta y entregara el aval de 1,2 millones de euros, pero transcurridos cinco días ni el juzgado que tramita la suspensión de pagos, ni los administradores concursales ni la consejería de Industria tenían constancia de la entrega del depósito. El consejero, Arturo Aliaga, dijo el viernes que confiaba en que el dinero estuviera antes de 72 horas, pero también ha vencido este plazo.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Huesca sigue a la espera de que la administración concursal aporte la documentación acreditativa que justifique el primer pago, para de una vez formalizar la operación. No obstante, fuentes judiciales precisaron que esperan que "la presentación de dicha documentación pueda producirse a lo largo de esta semana".

La demora está impacientando a todos, a pesar de que el empresario insiste ante sus principales interlocutores, el Gobierno de Aragón y los administradores, que cumplirá con lo pactado. Los concursales comparecieron ayer en el juzgado para informar que no habían recibido el dinero y pedir que se requiera a Eusebio Lázaro para la presentación de la fianza, a modo de ultimátum, según pudo saber este periódico de fuentes cercanas al caso.

Fue el pasado mes de marzo cuando el juzgado que lleva los asuntos mercantiles autorizó la venta de la fábrica a Lázaro por 12 millones de euros. Esta oferta incluía un plan de viabilidad con el compromiso de reabrir las instalaciones con 250 puestos de trabajo. La juez le dio un plazo para consignar la fianza, pero posteriormente el empresario pidió una prórroga de un mes.

Los sindicatos CC.OO. y UGT también siguen esperando noticias concretas que abran la puerta a la reanudación de la actividad en la fábrica cerrada hace más de un año y que dejó en la calle a 400 trabajadores. "Estamos viendo como esto se está dilatando en el tiempo y nos genera la preocupación de que a última hora pueda haber algún problema y que no se produzca la venta", manifestó Ángel Laguarta, responsable provincial de UGT.

Reunión urgente

Por su parte, Comisiones Obreras ha solicitado una reunión urgente con la administración concursal. La responsable provincial del sindicato, Arancha García-Carpintero, mostró su "inquietud" porque vencido el plazo sigue sin llegar el dinero prometido. "Mi posición siempre ha sido optimista, pero llegado a este punto ya no sé que pensar. Por eso queremos que los administradores nos expliquen cómo estamos y qué esta pasando".

Etiquetas