Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

La Policía Local crea un grupo dedicado a la asistencia de las personas mayores

El programa, que se aplicará primero a los usuarios del servicio de atención a domicilio, ofrecerá seguridad y compañía a los ancianos en situaciones de riesgo como ir al banco.

El Ayuntamiento de Huesca ha decidido potenciar el carácter social de la Policía Local para intentar desterrar la falsa creencia de que los agentes municipales se dedican únicamente a dirigir el tráfico o a poner multas. En su lugar, pretenden dar más relevancia a otros cometidos más asistenciales de este Cuerpo, que a diario se ve obligado a intervenir en situaciones de urgencia muchas veces desconocidas como, por ejemplo, la desaparición de personas mayores o la fuga de menores.

Para ello, el área de Seguridad Ciudadana está ultimando la puesta en marcha de un nuevo programa de atención a personas mayores cuyo objetivo será ofrecerles "seguridad" en aquellas situaciones de su vida diaria que pueden llegar a crear un "miedo desmesurado" en este colectivo tan vulnerable debido a la ausencia de un familiar cercano o de un vecino que les pueda prestar su ayuda, evitando con ello el aislamiento social.

Seguridad Ciudadana trabajará con la Fundación Municipal de Servicios Sociales, ya que se empezará a actuar con aquellas personas que ya son usuarias de los programas de atención a domicilio y teleasistencia, alrededor de 650, aunque más adelante se podría ampliar a otros beneficiarios que no reciban este tipo de asistencia. Todas las actuaciones se desarrollarán en estrecha colaboración con Cruz Roja.

Los agentes establecerán contactos periódicos con estas personas mayores para atender cualquier problema que puedan sufrir debido a su situación de soledad y desamparo. El objetivo de estas visitas a domicilio será, en primer lugar, comprobar los riesgos objetivos que pueda tener el inmueble en el que residen en materia de accesibilidad o mobiliario. Así, entre las funciones de la Policía Local estará la de acompañar a aquellas personas mayores que tengan miedo de ir al banco a cobrar su pensión por temor a ser víctimas de un robo. También ofrecerán un servicio de asesoramiento cuando, por ejemplo, tuvieran que manipular elementos de sus sistemas de calefacción (braseros, estufas…) para evitar así el peligro de una fuga de gas o de butano. Además, los agentes estarán dispuestos a auxiliarles en situaciones domésticas como cuando se caigan de la cama y no se puedan levantar.

Otro de los objetivos de este programa será la prevención y por ello los agentes municipales les enseñarán cómo actuar ante circunstancias muy dispares que les puedan crear inseguridad como, por ejemplo, oír ruidos extraños en su comunidad de vecinos o quedarse colgados en un ascensor. Asimismo, les informarán de los lugares de referencia a los que pueden acudir en caso de sufrir un imprevisto, un accidente, etcétera.

Etiquetas