Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El plan de harineras encajará 1.300 viviendas en el centro, pero no prevé un aparcamiento

Los grupos municipales debaten el plan de los propietarios para urbanizar el polígono, en el corazón de Huesca

El solar que las dos fábricas de harina dejarán libre en Huesca en el año 2011 se transformará en un polígono residencial con más de 1.300 viviendas y con 485 plazas de aparcamiento en superficie. El plan especial que el pleno del ayuntamiento aprobará el próximo jueves no contempla, al menos por el momento, la construcción de un aparcamiento subterráneo que facilite la movilidad de personas y vehículos en la zona, que quiere convertirse en el centro moderno de la ciudad.

La comisión de Urbanismo inició ayer el debate del plan presentado por los propietarios del suelo para el desarrollo de las 8 hectáreas de terreno, ubicadas entre las calles de Martínez de Velasco y la Ronda del a Estación. El lunes habrá una segunda comisión, pero el consenso alcanzado por los grupos políticos a la hora de aprobar el convenio urbanístico de esta área, al que solo se opuso Chunta Aragonesista, parece que no va a repetirse.

De momento, el Partido Popular ya hecho pública su intención de no apoyar dicha ordenación si no se incluyen dos consideraciones: el traslado de edificabilidad a otra zona de la ciudad para esponjar el centro y la construcción de un aparcamiento subterráneo en el bulevar que dividirá en dos el polígono y que conectará la ronda de la Estación y la calle de Gil Cávez con la calle de Almudévar (antiguo trazado de la vía).

El equipo de gobierno PSOE-PAR todavía no se ha pronunciado sobre la posibilidad de que el plan especial incluya un parquin bajo el nuevo vial, pero el alcalde dejó claro ayer que el traslado de edificabilidad está "descartado". "No se ajusta al modelo de ciudad concentrada, ciudad moderna que conjuga la parte urbana de las viviendas con los espacios destinados a servicios" que es el que se pretende para esta parte del casco urbano, según dijo. Fernando Elboj indicó que trasladar edificabilidad "sería tanto como construir aquí un modelo de zona de urbanización, con escasas alturas, pero extendida en superficie y con dificultad para que tuvieran cabida todos los elementos del sector terciario (hostelería, comercios, oficinas…) que se proyectan".

El alcalde justificó esta decisión en el modelo dinámico y estético "que vemos en todas las grandes ciudades" y en criterios de "sostenibilidad". "Las ciudades tienen tendencia a extenderse y en el capítulo de los servicios se va generando una perspectiva de gasto difícil de sostener, sobre todo con la calidad con la que se planifican las ciudades y con las exigencias ciudadanas".

Edificios de 17 y 15 alturas

La densidad de viviendas ha sido uno de los aspectos más controvertidos de la "operación harineras" desde que se redactó el Plan General de Ordenación Urbana, aprobado en 2003. Con el objetivo de conseguir que las plusvalías obtenidas por la venta de los pisos permitieran a los promotores pagar a las fábricas de harina las indemnizaciones por su desmantelamiento y traslado, se otorgó a esta área la mayor edificabilidad de la ciudad. Así, en 8 hectáreas se podrán construir casi el mismo número de pisos que junto a la avenida de Monegros, con 20 hectáreas.

Ya en el momento del debate el PP propuso, mediante la figura de unidad de actuación discontinúa, trasladar parte de los pisos que podían construirse en este céntrico polígono a otra zona de la ciudad, al otro lado de la antigua vía. "No lo aprobaron y fue una de las causas por las que votamos en contra del PGOU", explicó la portavoz popular Ana Alós. "Entonces nos opusimos a la densidad de viviendas y ahora seguimos oponiéndonos", añadió.

Para encajar ese número de pisos en el espacio disponible los arquitectos han diseñado dos torres de 17 alturas, cuatro bloques de quince plantas y varios edificios que oscilan entre las nueve y las cuatro alturas. La densidad de viviendas y la actividad que se va a concentrar en el polígono (el 15% del suelo se destinará a uso terciario) provocará "grandes concentraciones de gente y graves problemas de aparcamiento si no se da soporte a ese movimiento con un parquin subterráneo", señaló Alós.

Etiquetas