Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Francia descarta la suelta de más osos el próximo verano

El Gobierno galo está a la espera de conocer el informe sobre la llegada de más plantígrados encargado tras la muerte de Franska

Francia descarta la reintroducción de más osos eslovenos en la cordillera pirenaica, al menos durante el verano que viene. Aunque los inspectores de Medio Ambiente del país vecino presentarán en breve el informe encargado por el Gobierno galo para valorar la posibilidad de soltar más plantígrados, de cara a los próximos meses no se contempla reanudar este programa, lo que no quiere decir que no se retome en el futuro.

Los expertos han desmentido estos días los persistentes rumores que al otro lado de los Pirineos apuntaban la posible llegada de nuevos animales. Así lo ha hecho el portavoz de la asociación Adet-País del Oso, integrada por 11 ayuntamientos que utilizan de manera regulada la imagen del oso para valorizar la zona y sus productos. "Cada reintroducción se anuncia con mucho tiempo de anticipación. Este tipo de operación debe ser preparada, trabajada, madurada, reflexionada y explicada todo el mundo. Una suelta para este verano es inimaginable", asegura en declaraciones recogidas por el diario francés "La Dépêche du Midi".

En el mismo sentido se pronuncia el subprefecto de Saint-Gaudens, Nicolás Honoré, encargad por el Estado de hacer un seguimiento del expediente técnico sobre la reintroducción. Poco se sabe del mismo desde la visita a los valles pirenaicos en julio de 2007 de la entonces ministra de Ecología. Los opositores a la reintroducción participaron en los primeros viajes a España y Eslovenia para conocer iniciativas de convivencia con los plantígrados, pero pasaron de los siguientes que se organizaron a Italia y América del Norte.

El director general de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad del Gobierno aragonés, Alberto Portero, aseguró ayer que desconocía las intenciones de las autoridades francesas sobre política de reintroducción. No obstante, dejó claro que cualquier iniciativa que se tome tiene que "consensuarse" con todos los sectores sociales, para evitar "problemas" como las batidas y la muerte de la hembra Franska en una carretera el pasado agosto.

El oso Camille, uno de los últimos ejemplares autóctonos asentado entre Roncal (Navarra) y Ansó, no ha vuelto a ser avistado tras ser contemplado enfermo y decrépito a principios de abril en el término de Garde (Navarra). Presentaba uno de sus cuartos traseros totalmente pelado, una dolencia que Portero atribuyó "a un trastorno hormonal provocado por la vejez, parece ser que le queda poco tiempo de vida".

Alberto Portero avanzó que dada la edad de este plantígrado, unos 25 años, y la presencia en la parte occidental de los Pirineos de otros tres machos (Neré, Aspe-Ouest y Canelito), que realizan incursiones en Los Valles, este puede ser el momento adecuado para plantearse si se interviene o no.

"Sin la presencia de hembras la población osera está abocada a la extinción, a lo mejor hay que sentarse a estudiar su futuro", señaló. De momento, según Portero, no se ha fijado "ninguna ruta de trabajo ni programación, es un planteamiento a largo plazo".

Etiquetas