Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Ingresa en prisión la mujer que incendió su vivienda en Huesca

Su compañero sentimental también ha sido enviado a la cárcel, acusado de malos tratos. El instructor fundamenta su decisión en un informe pericial elaborado por los bomberos de la capital altoaragonesa que afirma que el fuego pudo propagarse con peligro a otros inmuebles próximos si no se hubiera producido una rápida intervención de los bomberos.

El titular del juzgado de guardia de Huesca ha ordenado este viernes el ingreso en prisión de la mujer de 26 años detenida por el incendio intencionado de su vivienda, y de su compañero sentimental, de 27, por los supuestos malos tratos que le infligió antes del siniestro.

Según informaron de la investigación, el instructor fundamenta su decisión en un informe pericial elaborado por los bomberos de la capital altoaragonesa que afirma que el fuego pudo propagarse con peligro a otros inmuebles próximos si no se hubiera producido una rápida intervención de los bomberos.

En los autos de prisión, el juez, a instancias de la Fiscalía de Huesca, imputa a la mujer un presunto delito de incendio en bienes propios con riesgo de propagación, y otro de malos tratos físicos y psíquicos en el ámbito familiar a su compañero sentimental.

Según las fuentes citadas, el informe en el que se apoya el juez indica que el fuego, registrado la tarde del pasado miércoles en la última planta de un edificio de tres alturas ubicado en el casco antiguo de Huesca, fue intencionado dado que se propagó inicialmente desde tres focos alejados entre sí.

El documento señala, además, que la rápida intervención de los bomberos impidió que las llamas se propagaran por los tejados del edificio a otros inmuebles anexos, situación que se hubiera producido, explican los peritos, en el caso de que estos profesionales hubieran tardado de 2 a 3 minutos más en llegar.

Este informe no determina, sin embargo, si la mujer, cuya detención fue prorrogada ayer por orden judicial tras prestar una primera declaración, era consciente o tenía intención de que el fuego se propagara.

El Código Penal prevé para el delito de incendio en bienes propios con riesgo de propagación a otros bienes (art 357) de 1 a 4 años de prisión, pena que se vería rebajada en el caso de ser considerados los hechos como simples daños.

Según informaron a Efe fuentes policiales, el incendio registrado en la vivienda en la que vivía la pareja se produjo después de denunciar la mujer los supuestos malos tratos psíquicos y físicos que presuntamente sufrió a manos de su compañero.

El fuego se declaró sobre las 14:00 horas en la última planta del inmueble, un antiguo edificio situado en el número 19 de la calle San Jorge de Huesca que tuvo que ser desalojado por seguridad.

Los investigadores no descartan que la mujer, que presentaba lesiones leves supuestamente causadas por el detenido, provocara el incendio en respuesta a los malos tratos sufridos.

Etiquetas