Despliega el menú
Huesca

HUESCA

El nuevo parque de bomberos estará listo en 2010 y será doce veces mayor que el actual

El Ayuntamiento de Huesca espera alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Aragón para la cofinanciación de las instalaciones.

El nuevo parque de bomberos de la ciudad de Huesca estará operativo en el año 2010 y ocupará una superficie de 12.000 metros cuadrados, doce veces más que el actual de la plaza de Mosen Demetrio Segura (1.080 metros cuadrados). Aunque todavía está por definir el coste de las nuevas instalaciones, el Ayuntamiento de Huesca dejó claro ayer que espera alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Aragón para la cofinanciación del nuevo parque, ya que supondrá una mejora del servicio para las localidades y comarcas vecinas.

Así lo explicaron ayer en rueda de prensa el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, el concejal de Seguridad Ciudadana, Luis Felipe, el jefe del servicio de bomberos, Jacobo Morlán, y Alicia Banzo, la arquitecta municipal que se encargará de redactar el proyecto.

El nuevo parque, que estará ubicado en una parcela municipal al norte del polígono Sepes, responde a la necesidad de contar con unas instalaciones más modernas y accesibles que las actuales ya que el edificio de la plaza de Mosen Demetrio Segura, construido en 1986, se ha quedado constreñido. Y es que el desarrollo urbanístico que ha experimentado en los últimos años todo el entorno (piscina Almériz, parque de Universidad, reforma de la Residencia de Niños, etc.) origina problemas en la salida de los vehículos de emergencia hasta tal punto que "tenemos riesgo de llegar tarde a alguna emergencia precisamente por la gran cantidad de tráfico que hay en estas calles", subrayó Jacobo Morlán.

Una "Escuela de Fuego"

El jefe del servicio, en colaboración con los cabos y bomberos del Cuerpo, han elaborado un estudio de las necesidades del nuevo parque con vistas a que sea operativo durante varias décadas más. Dicho informe recoge la necesidad de tener un edificio con amplias cocheras, taller, servicios administrativos, aulas, dormitorios... Pero, además, las nuevas instalaciones reservarán un amplio espacio para la formación de los efectivos del Cuerpo ya que en el actual emplazamiento no disponen de un lugar ni de medios adecuados. Así, está previsto construir una "Escuela de fuego" con una torre para poder hacer prácticas de rescate y de extinción de incendios, una explanada para aprender técnicas de excarcelación, un gimnasio, un campo de maniobras... "Queremos tener las instalaciones más novedosas del mercado", dijo Morlán.

La principal ventaja de la nueva ubicación es que los vehículos tendrán salida directa a la Ronda Norte (que se convertirá en un futuro en autovía) y, por tanto, un acceso más rápido hacia Zaragoza, el Pirineo y Lérida "de forma que las intervenciones en accidentes de tráfico y de apoyo al resto de parques de la provincia, se van a ver beneficiadas".

El alcalde de Huesca se comprometió a tener redactado el proyecto a finales de este mismo año para licitar a continuación las obras y que estas puedan comenzar a principios de 2009.

Etiquetas