Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Las últimas lluvias incrementan la reserva de agua embalsada en 189 hectómetros cúbicos

El pantano de Mediano, en el río Cinca, experimenta el mayor aumento de caudales con la entrada de 59 Hm3. Las precipitaciones acumuladas no permiten superar los niveles hídricos del año pasado

En situación de sequía, pero más aliviados. Así han recibido los regantes las lluvias de los últimos días, que han conseguido aumentar de manera importante las reservas de los embalses. Los de la provincia de Huesca recibieron en los últimos días aportaciones que suman 189 hectómetros cúbicos. Más de la mitad corresponden al sistema Gállego-Cinca. En el primer río destacan los 59 hectómetros cúbicos que han entrado en Mediano desde el 14 de abril, mientras que en la Sotonera, en el Gállego, el incremento fue de 23.

El embalse de la Peña tenía ayer sus cuatro compuertas abiertas para desaguar porque la presa estaba al límite y se calcula que en el Gállego se han vertido hasta 7 hectómetros diarios que no se podían recoger por falta de regulación. El azud de Ardisa registró el sábado puntas de 150 metros cúbicos por segundo, cuando el canal solo puede absorber 75, por lo que el resto se fue por el río.

El Ésera, por su parte, ha experimentado aumentos similares. El pantano de Barasona está prácticamente al cien por cien gracias a que en los últimos días han entrado 43 hectómetros cúbicos en su vaso. Sin embargo, en la cuenca del Noguera-Ribagorzana el incremento ha sido menor: 4 hectómetros en Canelles y 11 en Escales, ya que en Santa Ana hay 3 hectómetros menos que hace siete días.

A estos incrementos habría que sumar las aportaciones del río Aragón en Yesa, que almacena 48 hectómetros cúbicos más que hace una semana, o las del río Guatizalema en Vadiello, que con 4 hm3 más se encuentra al 87% de su capacidad.

Los regantes destacan además el dato de la reserva nival, ya que en cotas altas las precipitaciones han sido de nieve. La cantidad acumulada supera la media de los últimos años, con 139 hectómetros cúbicos en la cabecera del Gállego, 96 en la del Ara o 118 en la del Cinca.

Pese a la mejoría que han supuesto estas lluvias, la cuenca del Ebro no supera en la actualidad el promedio de los años 2003 a 2007 y está por debajo de la cifra de 2007. En la misma semana del año pasado los embalses estaban al 73,4 % y ahora no alcanzan el 66% de su capacidad total de almacenamiento.

La situación de sequía se mantiene, afirman los regantes, aún reconociendo que el panorama ha cambiado. A finales de mes se reunirá la Comisión de Uso de las Aguas de Riegos del Alto Aragón para con toda probabilidad aumentar los cupos asignados por hectárea. El presidente de la citada comisión, Francisco Orús, sí lamentó que la regulación del Gállego no haya sido capaz de absorber "toda el agua que baja por el río", ya que la capacidad de almacenamiento es limitada.

Lluvia

Las lluvias de abril han sido abundantes en toda la provincia. En Jaca han dejado 130 litros por metro cuadrado, muy por encima de los 75 de media histórica en este mes. En Arguis se registraron 164, una cantidad similar a la de Boltaña, mientras que en Barbastro cayeron 76 y en Huesca, 63.

Las precipitaciones y las crecidas de los ríos pirenaicos solo se han saldado con pequeños incidentes, si exceptuamos el suceso ocurrido en la sierra de Guara, donde murió ahogado un barranquista en un estrecho del Mascún.

Etiquetas