Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Urbanismo da hoy el visto bueno al convenio de harineras, tras superar el último tropiezo

Una modificación introducida por Harinas Porta estuvo a punto de dar al traste con la operación.

La comisión de Urbanismo dará hoy el visto bueno al convenio urbanístico que favorecerá el traslado de las harineras y las construcción de más de 1.200 viviendas en el polígono que ahora ocupan, situado en el centro de Huesca. El Ayuntamiento y los representantes de la propiedad ultimaron anoche las condiciones de un acuerdo que a punto estuvo de quedar en nada debido a la modificación planteada ayer por la mañana por Harinas Porta al texto recogido en el documento.

La propuesta introducida mantenía los dos años como el plazo máximo para desmantelar las fábricas, pero dejaba en el aire el traslado de la actividad industrial al recoger que dicho traslado se verificaría "en la medida de lo posible y siempre que las concretas circunstancias socioeconómicas de cada entidad lo permitan".

Los términos de este punto sorprendieron al equipo de gobierno municipal PSOE-PAR y al PP, grupos que ya habían hecho público su respaldo al acuerdo analizado en la comisión de Urbanismo de anteayer. El convenio debatido el miércoles establecía que Harinas Porta dejaría de percibir los 4,2 millones de euros fijados como indemnización si no hacía el traslado, y cobraría exclusivamente los 11,3 establecidos como compensación por los bienes y derechos ajenos al suelo.

Idénticas condiciones se establecían para Harineras Villamayor, que recibirá una indemnización de 4 millones de euros por traslado de la actividad y de 12,7 de compensación por los bienes y derechos consolidados.

En ambos casos, ambas industrias, como el resto de pequeñas empresas y de comercios ubicados en la zona, se comprometen a desmantelar sus instalaciones respectivas en un plazo de 24 meses a partir de la aprobación del Plan Especial que debe desarrollar el convenio propuesto.

Todo parecía estar claro tras la comisión del miércoles, presidida por el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, que a su vez es responsable del área de Urbanismo. Sin embargo, el empresario José Porta entendió que la redacción del convenio vinculaba el pago por el suelo y las instalaciones y el cobro de la indemnización por el traslado, según explicó ayer Fernando Lafuente, portavoz del PAR, al término de la reunión mantenida ayer en el ayuntamiento entre representantes del equipo de gobierno, el PP y los propietarios mayoritarios del polígono de las harineras.

"La voluntad sigue siendo el compromiso de traslado, pero el empresario quería que quedara claro que ocurriría si ese supuesto no se llega a concretarse", indicó Lafuente. Así, lo que antes estaba incluido en una de las cláusulas junto a otras condiciones, se ha redactado ahora en una estipulación expresa en la que consta que la indemnización correspondiente a la partida por traslado de la actividad de las dos harineras está totalmente desvinculado del pago por el suelo y solo se devengará si dicho traslado se hace efectivo en cada caso.

Harineras Villamayor ha hecho pública su intención de trasladarse a Plasencia del Monte, a unos 15 kilómetros de Huesca y donde ultima la ampliación de las instalaciones que ya estaban en funcionamiento. Porta todavía no ha fijado nuevo emplazamiento para su fábrica y está pendiente de resoluciones judiciales sobre la explosión mortal ocurrida hace tres años y sobre el permiso municipal otorgado en julio de 2006 para reabrir la factoría.

Superada la crisis, la comisión de Urbanismo emitirá hoy su dictamen. El convenio cuenta con el apoyo de la coalición PSOE-PAR y el respaldo del PP. El portavoz popular, Roberto Bermúdez de Castro, afirmó ayer que "se han perdido ocho años porque este acuerdo, en estas condiciones, se podría haber firmado antes". No obstante, añadió que tal y como está la coyuntura económica "es el mejor convenio que el ayuntamiento podía conseguir".

También dará su apoyo Trinidad Rincón (IU), quien apuntó que "no pondremos trabas porque es una operación urbanística que tiene que salir adelante" y propuso que" si algún empresario no cobra la indemnización, ese dinero revierta al ayuntamiento". El grupo de CHA ha mostrado su desacuerdo con los términos del convenio porque los estudios económicos demostraron "que el ayuntamiento podía conseguir más", dijo Luis Gállego.

Etiquetas