Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Un accidente de mercancías peligrosas corta todo el día el túnel y el puerto de Somport

El camión, que transportaba 16.000 litros de un disolvente tóxico y muy inflamable, se precipitó al río Aspe a su paso por la RN-134. La vía francesa se abrió al tráfico a las 18.00, pero solo para residentes, según la DGT.

Un camión cargado con 16.000 litros de sulfuro de carbono, un disolvente tóxico y altamente inflamable, volcó ayer por la mañana en la carretera francesa RN-134, entre las localidades de Accous y Cette-Eygun, y obligó a cortar al tráfico durante toda la jornada el túnel y el puerto de Somport, ubicados a unos 14 kilómetros. El vehículo, que procedía de la región de Marsella, tenía como destino Sabiñánigo.

Aunque el presidente de la mancomunidad del valle de Aspe y alcalde de Borce, René Rose, informó a este periódico in situ de que a las 18.00 ya se había abierto al tráfico la RN-134, desde el Centro de Gestión de Tráfico aseguraron a última hora de ayer que el túnel y el paso de Somport iban a permanecer cerrados hasta bien avanzada la noche. Y es que, según la información que les habían transmitido las autoridades francesas a las 19.15, solo permitían el paso por la RN-134 a residentes de la zona hasta que se evacuara el contenido de la cisterna.

Pese a esta grave incidencia en uno de los tres accesos a Francia por el Pirineo oscense, la Subdelegación del Gobierno en Huesca no emitió ningún comunicando explicando las causas. Los usuarios de esta carretera solo pudieron obtener información a través de la página web de la DGT, que indicó el corte al tráfico en ambos sentidos entre los kilómetros 666.8 y 672.5 de la N-330, en el término municipal de Canfranc, a causa de un accidente.

En la "curva de mármol"

El siniestro se produjo alrededor de las 7.30 en uno de los puntos negros de la RN-134 a su paso por el valle francés del Aspe, concretamente en la conocida como "curva de mármol" ya que cuando hay fuertes heladas, los vehículos pesados suelen circular a muy poca velocidad por el alto riesgo de deslizamiento ya que es una curva muy cerrada. De hecho, la carretera tiene una limitación de velocidad de solo 30 por hora

El camión, según explicaron diversas fuentes, transportaba una cisterna isotérmica con capacidad para 24.000 litros aunque solo contenía 16.000. Por causas desconocidas, el conductor se llevó por delante varios postes telefónicos antes de salirse de la vía por el margen derecho y precipitarse al cauce del río Aspe, donde quedó literalmente volcado. Pese al aparatoso accidente, el conductor salió ileso aunque los equipos de emergencia le trasladaron en ambulancia hasta el Hospital de Olorón para descartar cualquier lesión.

Las autoridades francesas pusieron en marcha el protocolo de emergencias cuando tuvieron noticia de que el vehículo iba cargada de sulfuro de carbono, un líquido tóxico en caso de ingestión, inhalación o absorción por la piel y que tiene un punto de inflamación por debajo de los 23 grados centígrados, por lo que el calentamiento de la cisterna puede provocar incluso su explosión.

Al lugar acudieron numerosos equipos de bomberos de localidades cercanas, además de una unidad especialista en riesgos químicos procedente de Lac. Y es que el principal peligro era que hubiera alguna fuga al río Aspe.

Según explicó el presidente de la mancomunidad del valle de Aspe y alcalde de Borce, René Rose, la carretera RN-134 fue abierta en torno a las 18.00 después de que el vehículo fuera retirado del río. Para ello, fue necesario que se desplazaran a la zona dos grúas de gran tonelaje. Una de ellas levantó la cabeza del camión para depositarla en otro vehículo articulado. En cuanto a la cisterna, otra grúa se encargó de sacarla del cauce del río y dejarla en una zona segura de la carretera.

Hoy se trasvasará la carga

Los bomberos aislaron la zona con un perímetro de seguridad mientras los técnicos de la empresa propietaria del vehículo articulado inspeccionaron el contenedor. Al cerciorarse de que no existía ningún riesgo de fuga del disolvente, decidieron posponer la operación de trasvase de la carga hasta la noche.

Etiquetas