Despliega el menú
Huesca

HUESCA

El Ayuntamiento paga con dos años de retraso las subvenciones a países en vías de desarrollo

Varias ONG de Huesca critican esta situación, que dificulta la ejecución de los proyectos de cooperación.

El Ayuntamiento de Huesca tiene en serios apuros económicos a varias organizaciones no gubernamentales por la demora con que hace efectivas las subvenciones para proyectos de cooperación al desarrollo en países del tercer mundo. Algunas de estas asociaciones todavía tienen pendientes de percibir las ayudas concedidas en 2005 mientras que a otras les llegaron en mayo del año pasado.

Médicos del Mundo es una de las organizaciones que sigue pendiente de recibir la ayuda de 2005, para su programa de sensibilización "Mirando al Sur", según apuntó su presidenta Marisol Monclús. "Nosotros dependemos de las subvenciones. Hemos adelantado el dinero que hemos podido, pero ha llegado el punto en que nos encontramos sin fondos para seguir adelante". Explicó que cuando se anticipan cantidades para desarrollar las acciones propuestas se hace pensando en que finalmente la cantidad comprometida, en este caso por el Ayuntamiento de Huesca, "va a llegar. Pero si pasa el tiempo y no se concreta, no se puede seguir adelante y esa es la situación en que nos hallamos actualmente."

Monclús comentó que, por otra parte, Médicos del Mundo ha iniciado algún proyecto de cooperación con fondos propios, "pero es difícil continuar sin las aportaciones prometidas y hay otros proyectos que ni siquiera hemos podido empezar porque las ayudas de 2005 y de 2006 van con mucho retraso".

Mientras tanto, la Federación de Asociaciones de Amas de Casa y Consumidores del Alto Aragón (FEACCU), que realiza un proyecto de cooperación con el municipio de Concordia, en Nicaragua, para la explotación económica de aves y cerdos y capacitación técnica, recibió en mayo de 2007 la ayuda solicitada dos años antes "y después de llamar miles de veces", comentó Trinidad Valdovinos.

La presidenta de la organización explicó que se vieron obligados a adelantar dinero, aunque su capacidad económica les imposibilita anticipar mucha cantidad. "Si las subvenciones se retrasan mucho no se pueden llevar a cabo los proyectos y no podemos cumplir con nuestra palabra", dijo Trinidad Valdovinos.

Pidió al Ayuntamiento "un poco de seriedad". Como mínimo cree que deberían dar seguridad en la fecha en que sale la convocatoria de solicitud de ayudas y la fecha en que se hacen efectivas "para no crear expectativas que luego no se cumplen". En definitiva se trata de saber "a qué atenernos porque nosotros estamos dando expectativas a personas que lo están pasando muy mal y no podemos crearles falsas esperanzas porque podemos hacerles mucho daño".

Menos agobio económico ha significado la tardanza en recibir la ayuda municipal para los hermanos de Cruz Blanca que han podido anticipar la cantidad para continuar con su proyecto de cooperación, según Juan Vela.

Trini Rincón, concejal de Izquierda Unida, dio la voz de alarma y denunció esta situación que, en su opinión "está causando graves trastornos a alguna de las asociaciones que tiene que adelantar el dinero". Criticó que la aportación municipal a cooperación no alcance todavía el 0,7%.

Por su parte, fuentes municipales no quisieron ayer hacer comentarios sobre estas quejas y aseguraron que facilitarían la información pertinente en próximos días a través de un comunicado oficial del grupo socialista.

El Ayuntamiento de Huesca aprobó en enero del año pasado un total de 120.300 euros para ayudas a países en vías de desarrollo. De ese total, FEACCU debe percibir 15.00O euros para su proyecto en Nicaragua; la asociación Alouda, otros 14.000 para las "Vacaciones en paz 2007" para niños saharauis; Cruz Blanca 12.000 para el centro comunitario "Niños de la Calle" en Tánger. Otras ayudas son para el programa de Cruz Roja en Ruanda y proyectos de sensibilización de Médicos del Mundo, Ecologistas en Acción y Promotora Aragonesa de Consumo y Comercio Alternativo, Caritas y Solidaridad Universitaria.

Etiquetas