Despliega el menú
Huesca

VIVIENDA

El decreto de la DGA complica la construcción de 1.400 viviendas junto a Doctor Artero

La nueva norma obliga a aumentar a un 40% las reservas para vivienda de protección en suelos urbanizables como el Área-3 de Huesca. Ayuntamiento y promotores firmaron en 2006 un convenio para construir el 25% de VPA.

El futuro urbanístico de los suelos situados junto a la avenida de Doctor Artero, en la salida de Huesca hacia Ayerbe, está otra vez en el aire. El decreto-ley 2/2007 del Gobierno de Aragón para adaptar a la Comunidad Autónoma la Ley de Suelo estatal obligará a variar las condiciones pactadas entre el Ayuntamiento y los promotores de la denominada Área-3 o Capuchinas, una zona de 37 hectáreas donde está la subestación eléctrica.

La nueva norma obliga a construir en este suelo un mínimo del 40% de vivienda protegida frente al 25% que se había acordado de acuerdo con la ley anterior. La publicación del decreto, norma transitoria hasta que las Cortes aprueben el proyecto de ley, afecta de lleno al desarrollo del área, cuyo plan parcial está pendiente de la aprobación definitiva.

El decreto, más que a la ordenación del nuevo barrio, afectará a las grandes obras que iban a pagarse con las plusvalías que los constructores obtuvieran de la venta de las más de 1.400 viviendas que se planea construir aquí. De éstas, un 20% serían de carácter unifamiliar y 388 iban a ser viviendas de protección, según el convenio. Pero con el nuevo porcentaje, las VPA que deberían edificarse en este suelo serían más de 600.

El nuevo panorama legal supone, por tanto, que los promotores conseguirán plusvalías menores y que habría que revisar las condiciones acordadas. Fuentes del departamento de Obras Públicas reconocieron que este incremento de VPA "afecta al equilibrio del contrato". En este sentido, no se trataría de analizar cuáles de las grandes obras se quedarían en el camino sino de conocer quién va a financiarlas.

Los planes urbanísticos para este suelo, entre lo que será el segundo cinturón de ronda y la variante de Jaca, están rodeados de un gran polémica y sobre ellos pesa un contencioso administrativo todavía por resolver. La justificación dada por los responsables municipales para favorecer su desarrollo antes que el de otras zonas sin consolidar en el centro de la ciudad (harineras o Fosal de Moros) fue la oportunidad de trasladar la subestación eléctrica de ERZ (SET) situada en la confluencia de la avenida de Doctor Artero con la calle de Fraga.

Hace cuatro años, el traslado de esta infraestructura se valoró en 6,2 millones de euros. Finalmente se decidió moverla unos metros dentro de la misma zona y modernizarla en lugar de trasladarla. Según el plan parcial, la nueva SET ocuparía unos 800 metros cuadrados (ahora abarca 9.000) en un terreno situado cerca de la calle de Fraga y del Camino de la Cruz del Palmo.

De las plusvalías que estaba previsto lograr hace año y medio, cuando se firmó el convenio, se obtendría también dinero para la unión de la calle Fraga con el paseo Lucas Mallada y para la ronda de la Industria, que unirá los tres polígonos industriales.

A la espera de la aprobación definitiva del plan, aprobado de forma inicial hace un año, los primeros movimientos visibles de los promotores habían empezado. Al parecer, ya se habían iniciado conversaciones con la compañía eléctrica para empezar a concretar las obras. También había llevado las maquinas a la ronda de la Industria y en la web de una de las promotoras se anuncia la próxima construcción de 400 viviendas en esta parte de la ciudad.

Expectantes

El trámite del proyecto de ley en las Cortes mantiene expectantes a todos los implicados en el área de Capuchinas. En el último pleno del año pasado se aprobó, por unanimidad, pedir más autonomía municipal en la gestión de los suelos de Huesca durante la tramitación en las Cortes.

En la asociación de Vecinos de María Auxiliadora, barrio donde está la subestación eléctrica, también existe preocupación aunque por otros motivos. "Si este plan se paraliza, nosotros nos quedamos como estamos, sin nueva urbanización y con la subestación junto a las viviendas", afirmó Carmen García, presidenta de la Asociación de Vecinos. "Vamos a estar muy pendientes de las modificaciones que se tendrán que hacer para que no mermen los beneficios de los promotores", añadió.

Por su parte, Pedro Rubio, abogado de la junta de compensación del Área -3, definió el decreto como "complejo porque modifica muchas leyes y dispone nuevos conceptos urbanos además de crear una nueva clasificación de suelo". "Y además, el régimen transitorio que ofrece es totalmente contrario a la costumbre practicada desde 1956, cuando se publicó la primera Ley del Suelo", añadió Rubio.

Según dijo, cada vez que se ha aprobado una ley o se ha creado un nuevo reglamento, se ha seguido un régimen transitorio en el que todos los instrumentos de planeamiento que estaban aprobados inicialmente seguían con la legislación en vigor. "Pues este modifica esa costumbre, que también es una fuente del Derecho", afirmó. "Lo que va pasar con el Área 3 no se sabe porque se está a la espera de modificaciones en las Cortes", añadió.

Etiquetas