Huesca
Suscríbete

URBANISMO

Huesca desmontará todo el mobiliario urbano que impida el paso a los bomberos

El Ayuntamiento también instará a las comunidades de vecinos que tengan cerramientos a que ejecuten las reformas necesarias para permitir el acceso a vehículos de emergencias.

El Ayuntamiento de Huesca ya tiene en su poder dos informes elaborados por la Policía Local y el servicio de Bomberos y por el área de Urbanismo, respectivamente, en los que se señalizan todas aquellas calles, plazas y patios interiores de viviendas de la capital oscense en los que un vehículo de emergencias tendría dificultades de acceso.


Esta ha sido la respuesta del área de Seguridad Ciudadana a los problemas de accesibilidad que se detectaron a finales del año pasado tras dos incendios ocurridos en la plaza de Luis López Allué y en la calle de Manuel Bescós. En el primero de ellos, los camiones de los bomberos no pudieron acceder a la plaza porque ni ellos ni la Policía Local tenían las llaves adecuadas para desmontar los bolardos que rodean este céntrico espacio del Casco Antiguo, lo que obligó a desplegar la manguera de un extremo a otro de la plaza. En el segundo, el camión con escala de los bomberos (que mide 2,40 metros de ancho y 10 metros de largo) no pudo entrar en la calle para apagar un incendio desde el tejado del edificio porque había coches aparcados a ambos lados.


Los dos informes técnicos ofrecen soluciones a las complicaciones de acceso que habría en determinadas zonas peatonales donde se ha colocado un determinado mobiliario urbano para impedir el paso de vehículos particulares. Una de ellas, por ejemplo, es la propia salida del parque de bomberos. Según explicó el concejal de Seguridad Ciudadana, Luis Felipe, en estas ocasiones, la limitación de acceso se debe a un bolardo, a una farola o a una fuente, por ejemplo. En esos casos, las propias brigadas municipales ejecutarán los trabajos necesarios para dejar paso libre a bomberos y ambulancias.


No obstante, también se han detectado otros casos en los que la culpa de que estos vehículos de emergencia no pudieran actuar sería el cerramiento colocado por los inquilinos de un bloque de viviendas. Para solucionar este problema, el Ayuntamiento ha anunciado que se pondrá en contacto con las comunidades de vecinos para instarles a que realicen las reformas propuestas por los técnicos municipales de Urbanismo para permitir el paso de estos vehículos. En este sentido, Luis Felipe subrayó que estos cerramientos "no pueden hacerse de cualquier manera".


Calles estrechas


Aparte de estos elementos arquitectónicos o de mobiliario urbano, el estudio realizado a pie de calle por los agentes de la Policía Local y por los efectivos del Cuerpo de Bomberos ha localizado algunos puntos de la ciudad en los que el problema se debe a su propia configuración urbanística, como es el caso de algunas calles estrechas o con giros difíciles para grandes vehículos. En este tipo de situaciones, la solución podría pasar por un reajuste del tráfico (como ya se ha hecho en Manuel Bescós) para que, por ejemplo, el camión con escala tuviera suficiente espacio para maniobrar. Además, el servicio de Bomberos propondrá una serie de medidas técnicas para prever con antelación cómo se tendría que actuar ante una emergencia.


Por último, se ha anunciado la elaboración de un catálogo de mobiliario urbano de la ciudad para que los constructores sepan qué bolardos o qué registros de alcantarilla, por ejemplo, pueden instalar cuando levantan un edificio o cuando urbanizan una calle. El objetivo de este catálogo es unificar este tipo de elementos y que todos ellos cumplan las condiciones de seguridad que marque el propio Ayuntamiento. "No podemos estar cambiando rejillas cada dos por tres porque quien las tenía que poner, las ha colocado de mala calidad y dan problemas", argumentó Luis Felipe.