Despliega el menú
Huesca

SANIDAD

Saturados los servicios de urgencias sanitarias durante las Navidades

Las consultas estuvieron al 50% por las vacaciones de los médicos y la falta de sustitutos.

Los servicios de urgencias sanitarias han estado saturados en la mayor parte de los centros de la provincia de Huesca durante las pasadas fiestas de Navidad y muchas consultas han tenido acumulo de trabajo. Esta situación, debida en gran parte a las vacaciones de los médicos titulares que han dejado los centros prácticamente al 50% y al plante de los refuerzos a hacer sustituciones, ha causado no pocas molestias a los usuarios, que han sufrido largas horas de espera para ser atendidos.

Los días más complejos fueron el 24 y 31 de diciembre. Aunque en teoría debían ser jornadas laborables normales, para los sanitarios de los centros de salud se consideran festivos, algo que desconoce la mayor parte de los usuarios que acudieron a las consultas o solicitaron cita como en un día normal. Al no ver atendidas sus demandas, la mayoría optó por ir a urgencias causando su saturación. Muchos incluso se dirigieron a este servicio para asuntos de médico de cabecera como solicitar recetas de medicación crónica o la realización de analíticas.

Incluso, los servicios de citación remitían a los pacientes a que acudieran a urgencias ante la imposibilidad de facilitarles una cita con su médico. "Los propios pacientes así nos los explicaban cuando llegaban y no creo que todos sean unos mentirosos... ósea que no lo nieguen" comentó una doctoras de guardia de Huesca.

Vociferan, pero no escriben

Los médicos que han cubierto los turnos de guardia han tenido que calmar los ánimos de algunos usuarios que expresaban su malestar, tanto en los centros de Huesca como en los de otros puntos de la provincia. Uno de estos facultativos comentó que solo un par de pacientes decidieron rellenar la correspondiente hoja de reclamaciones, "la mayoría, gritan y vociferan, pero no se deciden a escribir su queja", comentó.

El problema no es nuevo. El pasado puente de la Constitución ya se registraron problemas por falta de personal sanitario en las consultas de varios centros de salud en el Alto Aragón. Durante las fiestas navideñas los médicos que no han estado de vacaciones han debido hacer el trabajo de sus compañeros porque no hay facultativos disponibles para cubrir las sustituciones. Hasta hace escasos dos meses estas ausencias eran asumidas por los sanitarios de refuerzo (los que cubren las urgencias y los turnos de fines de semana y festivos). Sin embargo, a finales de octubre estos profesionales decidieron no hacer estas sustituciones como medida de presión ante el Salud para que atienda sus reivindicaciones laborales.

Presiones

Desde la Comisión de Estructuración de Refuerzos de Aragón (CERA), comentaron a este periódico que en algunos centros ha habido presiones de compañeros para que asumieran la sustitución, incluso "detalles muy feos, como amenazas de represalias", dijo Ana Tarongi, portavoz de esta comisión. Aseguró que no obstante no han recibido advertencia alguna de la Administración.

En el centro de salud de Monzón muchos pacientes andaban desconcertados durante estas fiestas en busca de la consulta en que debían ser atendidos, ya que se habían doblado cupos, es decir un facultativo atendía el trabajo de dos consultas y los usuarios no sabían a cual acudir. Además, muchas de las personas que solicitaron consulta con su médico de cabecera fueron citados para el 10 de enero, por lo que optaban por acudir a Urgencias, provocando saturación en el servicio.

En Sariñena también se reagruparon cupos médicos por falta de sustitutos para cubrir las vacaciones de los titulares y los enfermos también se dirigían a urgencias, que se saturaron. Mientras tanto en Binéfar, los usuarios protagonizaron una pequeña rebelión ante la falta de facultativos y los retrasos en ser atendidos. Similar situación se vivió en Barbastro.

Etiquetas