Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Huesca provincia

Los expertos alertan: que no te pille la nieve por sorpresa

Federaciones, refugios y la campaña Montaña Segura advierten de los riesgos de una primavera y un verano atípicos por la abundancia de nieve en el Pirineo.

Midiendo la nieve en Bujaruelo. Técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro, en labores de medición de la reserva nival, esta semana en el valle de Bujaruelo.CHE

Que no te pille por sorpresa. Con esta seria advertencia, los expertos recomiendan prudencia a quienes se acerquen a la montaña ante la abundancia de nieve de este año, que persiste durante la primavera, y en cotas altas seguirá todavía presente en los meses de verano. Lo dijo el teniente Santiago Gómez, jefe de los grupos de rescate de Aragón y Navarra de la Guardia Civil, y en los últimos días también ha lanzado mensajes la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (Fedme) sobre "la situación persistente de nieve durante esta primavera y verano en media y alta montaña". También los refugios dan consejos en este sentido, así como Montaña Segura, la campaña de prevención de accidentes del Gobierno de Aragón, Aramón y la Federación Aragonesa de Montañismo.

El comité de seguridad de la Fedme ha emitido dos advertencias relacionadas con las condiciones meteorológicas de los últimos meses. Una es relativa a la caída de rocas por las lluvias, que han ocasionado más de un accidente. De hecho, la semana pasada, un barranquista resultó herido de gravedad al caerle una roca sobre una pierna, y el casco le salvó de lesiones mayores. También se han difundido en las redes sociales otros relativos a la nieve. "Atención, riesgo de caída o resbalón", señalan los mensajes. Según Alberto Ayora, presidente de ese comité, en los Alpes, se ha hecho algo similar "porque tienen los mismos problemas".

El peligro no está solo en los resbalones. A juicio de los especialistas, hay que tener cuidado con los puentes de nieve, al cruzar sobre ríos y barrancos, ya que la fusión en época de deshielo forma huecos por debajo que no son visibles. Hace justo un año falleció un esquiador madrileño que cayó al río por una oquedad cuando descendía del Aneto.

"Vamos anticipándonos a situaciones que se pueden producir en junio y julio, porque la gente se va a encontrar nieve en sitios donde habitualmente no la hay", afirma el presidente del comité de seguridad de la Fedme.

A través de las cámaras web de los refugios de montaña se puede ver la situación en cotas altas. En la Renclusa, el albergue de la ruta del Aneto, todavía quedaban esta semana 1,70 metros de espesor. Ligeramente por encima estaba el de Cap de Llauset.

La reserva nival en el Pirineo sigue muy por encima de otros años. En toda la cuenca del Ebro se estima en 1.383 hectómetros de agua equivalentes, más del doble que la media de los últimos cinco años, una situación que es trasladable a todas las subcuencas del Pirineo.

La nieve que persiste al inicio del verano es causa de un importante número de los rescates y ha provocado más de un accidente mortal en los últimos años. Además, no suele ser visible desde el fondo del valle, como avisa la campaña Montaña Segura, que se ha hecho eco de esta situación alertando de que aumentan las dificultades en las rutas. Su coordinadora, Marta Ferrer, cree que junio puede ser "un mes complicado". "Al montañero quizá no le sorprenda, pero sí al que es un simple excursionista", aclara.

El primer consejo de los expertos se refiere al uso de piolet y crampones, y sobre todo recuerdan que es imprescindible saber utilizarlos. "Crampones para evitar un resbalón y piolet para que podamos autodetener una caída. Llevar bastones en lugar de piolet no es seguro, puesto que con los bastones es muy difícil parar una caída", aconsejan.

Un riesgo añadido es que con el deshielo aumentan los caudales en los barrancos y en los ríos, hasta el punto de que algunos que otros años se solían bajar en esta época del año, son ahora peligrosos, aseguran los guías de esta actividad.

Montaña Segura recomienda estar vigilante con la previsión de los caudales. "La combinación de nieve en cotas altas, más calor, más lluvias o tormentas suelen provocar caudales importantes en ríos y barrancos. Un barranco que has cruzado sin problemas a las nueve de la mañana puede estar impracticable a las dos de la tarde", aclara Marta Ferrer.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo