Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Huesca

Los socialistas tendrían ventaja para mantener la alcaldía de Huesca con pactos a varias bandas

El PP dependería de Ciudadanos, que crecería de dos a cuatro o cinco ediles, para intentar una alternativa al PSOE.

Salón de plenos del Ayuntamiento de HuescaRafael Gobantes

Las elecciones de 2015 dejaron claro que la política municipal había dejado de ser cuestión de los dos grandes partidos, PP y PSOE. Para conseguir la alcaldía de Huesca, los socialistas tuvieron que pactar con Cambiar (una plataforma de izquierdas) y Aragón Sí Puede, la marca de Podemos en la capital oscense. La misma situación se repetiría en 2019, siempre en el mejor de los escenarios porque, debido al ascenso de votos que se augura para Ciudadanos, como en toda España, las fuerzas estarían muy igualadas y un puñado de votos, en forma de concejal, decantarían la balanza hacia la bancada conservadora y devolverían al PP el gobierno municipal que perdió hace tres años.

 

A fecha de hoy, en Huesca solo está claro que la número uno de Cambiar y primera teniente de alcalde, Pilar Novales, no repetirá al frente de una lista que integraría a la plataforma (Izquierda Unida, Equo, Puyalón de Cuchas y ciudadanos independientes) con Podemos, según la convergencia que se formaría a nivel nacional. También se conoce que el alcalde, el socialista Luis Felipe, quiere volver a ser candidato.

El PSOE sería en este momento el partido más votado en la capital oscense, con un 30,79% de los sufragios, lo que podría darle hasta nueve concejales, uno más de los que tiene ahora. Hace tres años recibió el voto del 24,9% del electorado. Luis Felipe es ahora mismo el político local más conocido y el más valorado, con una diferencia considerable sobre Gerardo Oliván, actual portavoz del PP en el Ayuntamiento.

Posible regreso de Ana Alós

Los populares, que en 2015 capitalizaron en 30,9% de los votos y consiguieron nueve concejales, no serían hoy los más votados, ya que perderían un 5,8% de los apoyos y se quedarían con ocho o incluso siete ediles. El PP no decidirá hasta finales de junio el candidato para la alcaldía oscense. No se descarta la recuperación de Ana Alós, alcaldesa en 2011 y ahora diputada en el Congreso, para encabezar esta lista y reconquistar la plaza oscense.

Con los números mermados, los populares tendrían que recurrir a Ciudadanos para sumar entre ambos 13 concejales, es decir la mayoría en la corporación (25 ediles), a no ser que el partido de Alberto Rivera eligiera aliarse con los socialistas. La formación naranja sería la que más crece en el Ayuntamiento de Huesca, con una subida de casi el 7% respecto a 2015. Este resultado se correspondería con el ascenso que experimenta el partido en el conjunto del país y, sobre todo, en la provincia altoaragonesa, la segunda donde mayor ha sido este crecimiento, por detrás de Cuenca.

El sondeo refleja que Ciudadanos se nutre de los votos del PP (16,1%) y del PAR (14,3). Los aragonesistas, que perdieron la representación municipal hace tres años se han impuesto como meta la vuelta a la corporación de Huesca, lo que parece difícil.

Cambiar quedaría relegada a la cuarta posición en número de votos y perdería un concejal mientras que Podemos (Aragón Sí Puede) mantendría sus dos representantes. Pero hay que esperar para ver las condiciones en las que se produce la convergencia entre ambos y qué derroteros toman estos dos ediles, desligados ya de la formación morada.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo