Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Huesca

De las aguas del Gállego a las del río Colorado

Varios guías de rafting de Murillo han atravesado recientemente el Gran Cañón.

Rosa Calvo. Huesca 22/11/2016 a las 06:00
Los espectaculares paisajes del Gran Cañón fueron el escenario del viaje.River Guru

Con la salida del sol, en torno a las 6.30, comenzaban las jornadas en las aguas del río Colorado. Durante más de dos semanas, 16 aficionados al rafting llegados del Pirineo aragonés han recorrido el Gran Cañón a bordo de cuatro barcas de carga y seis piraguas, en toda una experiencia muy diferente a la que llevan a cabo a diario con su empresa de kayak en Murillo de Gállego. “Teníamos como única referencia una guía escrita que nos iba dando indicaciones del cauce del río y de dónde instalar los campamentos”, explica Txomin Abadía, uno de los integrantes de la expedición.

La gran crecida que experimentó el río al abrir su presa, en el día once del viaje, fue uno de los momentos que marcó su aventura en tierras norteamericanas. “Fue quizás el momento más delicado de la travesía, ya que se triplicó el caudal del río, pasando de unos 350 metros a 1.000, lo que supuso una subida de cinco metros de altura en vertical”, relata Abadía, que como referencia de lo que esto supone, lo compara con los cerca de 200 que tiene el Gállego en sus picos de mayor crecida o los menos de 100 habituales. “Hubo que ubicar el campamento en un lugar adecuado para que no se inundara y ajustar los anclajes de las barcas”, añade, a la vez que realizaron numerosos cálculos con datos de años anteriores para saber en que momento concreto llegaría “la ola”, con el fin de estar prevenidos, y que se produjo 28 horas después de la apertura de la presa.

No obstante, destaca que la propia empresa que gestionó su viaje se sorprendió de que hubieran salvado toda la travesía sin volcar ninguna barca, algo habitual en los grupos de estas características que surcan el río Colorado, y más en estos días de crecida. “Al final, parece que no lo hicimos tan mal”, bromea.

Al margen de todo ello, los integrantes en la expedición destacaban la total evasión que implica un viaje así. “Estás abajo, con esas paredes de 1.500 metros, sin ningún tipo de cobertura o conexión con lo que ocurre fuera. Solo importa el río. La desconexión es mucho mayor a otros deportes, como montaña o bicicleta”, relata Txomin Abadía. Además, el hecho de que este paraje sea un Parque Nacional, uno de los primeros que se establecieron en Estados Unidos, hace que esté especialmente cuidado y protegido y evita la masificación, ya que se requieren de muchos trámites para poder surcar sus aguas como hizo el grupo altoaragonés.

Las comodidades en este tipo de travesías son mayores de lo que se puede imaginar, ya que las grandes barcazas porteadoras pueden cargar hasta 800 kilos, que permiten contar con previsiones y servicios para instalar un completo campamento en cada punto de descanso. “Teníamos una cocina al uso, totalmente adaptada, con todo tipo de servicios y de alimentos, que llevábamos en unas cajas frigoríficas”, explica, a la hora de relatar la rutina que se llevaba a cabo en el viaje, y que contaba con unas tres horas de navegación por la mañana y otras tantas tras el almuerzo, antes de volver a instalar el campamento para pasar la noche.

Desde River Guru, la empresa que Txomin Abadía tiene en Murillo de Gállego junto a Fermín Pérez, proponen cada año diferentes excursiones de este tipo con otros aficionados a este deporte, hasta el punto que se consideran algo así como “hermanos de agua”, dice Abadía. Chile, Brasil, Ecuador, Nepal o Laos son algunos de los destinos que han visitado en los últimos años, y que aunque fueron experiencias inolvidables, siguen adorando las posibilidades que ofrecen las aguas del Pirineo. “El entorno de aquí es increíble, son ríos con menos caudal, con piedras y con un mayor desnivel. Mucho más rápidos y en los que hay que tener una mayor concentración”, argumenta Abadía.

Aunque todavía es pronto, empiezan a dibujar el viaje del próximo año. “Según se acerca el final de temporada vamos pensado lugares, en función del presupuesto y la disponibilidad”, dice, y desliza Pakistán o diferentes puntos de África como deseos en sus agendas.

 




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo