Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Sucesos

El conductor que mató al guardia de Barbastro lo arrastró 30 segundos a más de 80 km/h

El joven, que entonces era menor, niega intención de matarlo, pero la acusación cree que lo sujetaron.

M. José Villanueva. Huesca. 15/11/2016 a las 06:00
El acusado sale del juzgado en un coche de la Policía autonómica.Rafael Gobantes

"No me acuerdo", "no lo sé", "fue todo muy rápido". Abraham G. N., el conductor que mató a un agente de Tráfico de Barbastro el pasado 4 de marzo al saltarse un control, no dio muchas explicaciones sobre los hechos pero sí intentó exculparse justificando que arrastró al guardia cuando este se agarró al volante para evitar la huida. La vista oral contra él empezó ayer en el Juzgado de Menores a puerta cerrada. Cuando ocurrieron los hechos le faltaban dos meses para cumplir 18 años.

Según su letrada, Cristina Dolcent, "fue una imprudencia", "no había intencionalidad". "Él dice que el guardia se agarró al volante para su seguridad, por instinto". Si no paró, añadió, fue porque "no tenía carné, ni experiencia". "Fue todo muy rápido y no recuerda bien los hechos", precisó. Las mismas lagunas mentales sufrieron los otros tres menores que lo acompañaban: su pareja, prima hermana y madre de su hijo, de 17 años, y un chico y una chica, también parientes, de 14.

Sin embargo, la acusación particular sostiene que el guardia, José Antonio Pérez, fue agarrado desde dentro del vehículo y no pudo zafarse. Independientemente de si lo sujetaban o no, los hechos objetivos indican que el conductor lo arrastró entre 20 y 30 segundos, durante casi 500 metros, y no solo no frenó sino que circulaba al menos a 80 kilómetros por hora. Entró en el control en segunda y salió en la misma marcha, acelerando y en pendiente positiva, según declararon ayer los instructores del atestado, si bien no se ha podido determinar la velocidad concreta. Pudo parar, pero no lo hizo hasta que chocó contra otro vehículo, un Audi A7 donde viajaba una familia de cinco miembros. La víctima hizo de airbag y ayudó a amortiguar el golpe. Su cuerpo quedó tendido en medio de la calzada. No se quedaron a auxiliarlo y salieron huyendo del lugar.

El letrado Mariano Tafalla, representante de la familia del guardia civil, solicita para el conductor 10 años de internamiento, el máximo establecido por la Ley del Menor, dos más que la Fiscalía, por los delitos de conducción temeraria en concurso con otros de homicidio, atentado a agentes de la autoridad con vehículo a motor y conducción sin licencia o permiso, además de tres de lesiones por las heridas a los ocupantes del turismo contra el que colisionó. La acusación particular también involucra a los otros menores y pide para ellos entre tres y cinco años de libertad vigilada, en función de la edad.

En la primera sesión del juicio testificó el compañero de patrulla de Pérez, que se tuvo que apartar para evitar ser atropellado. Él vio cómo la víctima llegó a la altura de la ventanilla del conductor e introdujo el brazo derecho. El coche aceleró de forma súbita y durante unos metros mantuvo los pies en el suelo intentando no ser arrastrado hasta que al final tenía medio cuerpo dentro. Lo que pasó en el interior del turismo, si se agarró al volante por un instinto de supervivencia o lo agarraron, solo lo saben el fallecido y los menores.

La vista oral concluirá hoy. Está prevista la declaración de otros conductores parados en el control, los ocupantes del turismo con el que chocaron y los peritos.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo