Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Operación policial

Once detenidos de una banda internacional que asaltó 47 viviendas en Huesca

Los cuatro cabecillas, de origen albanés y con antecedentes por hechos similares en Grecia e Italia, han ingresado en prisión sin fianza. La organización, que también cometió 38 robos en Cataluña, llegaba a perpetrar cinco asaltos en un solo día

Actualizada 12/04/2018 a las 12:41

La Guardia Civil y Mossos d´Esquadra en el marco de la operación “Basilence-Sprint', ha procedido a la detención de 11 personas y a la investigación de otros 5, pertenecientes a una organización criminal de ciudadanos del este de Europa especializada principalmente en el robo con fuerza en viviendas. Los cuatro cabecillas, de origen albanés y con antecedentes por hechos similares en Grecia e Italia, han ingresado en prisión sin fianza. 

A los detenidos se les imputan 85 asaltos en viviendas que provocaron una gran alarma social, 47 en la provincia de Huesca (Monzón, Barbastro, Estadilla, Fonz, Binéfar, Binaced, Albalate, Belver de Cinca, Almudafar, Fraga, Castejón del Puente, Esplús, Nueno, Chimillas y Banastás) y 38 en toda Cataluña (28 localidades de Lérida y otras 10 entre Barcelona, Tarragona y Gerona). Elegían preferentemente domicilios ubicadas en urbanizaciones y también robaban vehículos de alta gama que posteriormente también utilizaban en los asaltos. 

En la operación se han realizado 4 registros domiciliarios (3 en Lérida capital y 1 en Reus), donde se ha intervenido joyas, dinero en metálico (2.500 euros), más de 1 kilogramo de cocaína, herramientas utilizadas en los robos y 12 vehículos de alta gama. No obstante, la mayor parte de los efectos y dinero sustraídos no han podido ser recuperados ya que los investigadores sospechan que "les daban salida fuera de España con gran rapidez". 

La Comandancia de la Guardia Civil de Huesca ha presentado este jueves los detalles de la operación 'Basilence', un  juego de palabras que hace referencia a Barbastro (Ba) por ser el primer robo cometido por la banda y el término inglés 'Silence' por la capacidad de esta organización de entrar sigilosamente en las viviendas para robar en tiempo récord joyas y dinero. 

En el acto han estado presentes la subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, el teniente coronel jefe de la Comandancia de Huesca,  Francisco Javier Vélez, el capitán jefe de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil, Gerardo Suárez, así como la subjefa de división de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra, Marta Fernández, y el jefe del área de Investigación Criminal de la Región Policial dependiente también de los Mossos, Jordi Salvia

La operación se inició a raíz de una serie de robos registrados en la primavera del año pasado. Entonces, ambos cuerpos policiales tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal dedicada al robo de viviendas que estaba actuando principalmente en Cataluña y Aragón por lo que en el mes de julio decidieron crear un grupo conjunto operativo

Rotaban para no ser detectados

Los agentes detectaron a algunos miembros de la organización que habían establecido su sede en provincia de Lérida y que tenían una gran capacidad operativa para la comisión de hechos delictivos. En este sentido, las investigaciones pudieron determinar que la organización se encontraba perfectamente jerarquizada.

Así, por un lado, había varias personas dedicadas al área logística que contaban con un piso “franco” en Lérida, donde facilitaban a otros miembros alojamiento, herramientas y documentación falsa. Y luego existía otra parte de la organización operativa que ejecutaba los robos y que rotaban con frecuencia para evitar ser detectados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Asimismo, los cabecillas de la organización se movían por todo el territorio Schengen con total libertad utilizando documentación falsa.

Igualmente, los agentes han podido constatar que la organización había adquirido un alto nivel de especialización en el robo con fuerza en viviendas tomando para ello medidas de seguridad extremas ya que llegaban a realizar contra vigilancias para evitar ser detectados.

Según han explicado los responsables de la Guardia Civil y de los Mossos d'Esquadra, el modus operandi en la mayoría de los casos consistía en saltar la valla de la casa y buscar una ventana de una cocina o del comedor para forzarla y acceder al interior. Además realizaban reconocimientos previos en las zonas donde tenían previsto cometer los robos para concretar las viviendas susceptibles de ser robadas. La colaboración ciudadana en este punto ha sido esencial para el éxito de la operación.

La organización podía llegar a cometer hasta cinco robos de viviendas en un mismo día. Además no dudaban en robar los vehículos de los propietarios dándose posteriormente a la fuga en los mismos. Luego, estos vehículos eran utilizados para cometer otros hechos delictivos y los escondían en zonas rurales para evitar su localización.

Solo un asalto con violencia

También han destacado el carácter violento de la organización, ya que en un caso llegaron a agredir a los moradores de un domicilio en la zona de Solsona, en Lérida. Además en caso de ser avistados cuando huían en los vehículos, no dudaban en arremeter contra las patrullas de las Fuerzas de Seguridad y darse a la fuga.

Por tal motivo, los agentes de ambos cuerpos de forma coordinada procedieron a la detención de 9 hombres, con edades comprendidas entre los 27 y 57 años, y de nacionalidades albanesa, rumana, española; y 2 mujeres de 29 y 44 de edad naturales de Turquía y Rumanía. También se han investigado a otros 5 varones con edades comprendidas entre los 25 a 40 años de edad de nacionalidades albanesa y rumana.

Todos los efectos y detenidos han quedado a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Monzón (Huesca). Los cuatro líderes de la organización han ingresado en prisión sin fianza, contando varios de ellos con antecedentes similares en otros países europeos teniendo incluso decretada la prohibición de entrada en territorio Schengen. Otro de los detenidos también ha sido enviado a la cárcel y el resto de implicados han quedado en libertad con cargos

Tanto a los detenidos como a los investigados les constan antecedentes por robos con violencia, robos con fuerza, falsificación de documentos e incluso un homicidio doloso.

La operación ha sido dirigida y coordinada por agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca y de Policía Judicial de la División de Investigación Criminal de Mossos d'Esquadra de Lérida contando con el apoyo del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS), Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, el Área de Recursos Operativos de Mossos d´Esquadra, agentes especializados en labores de Criminalística y agentes de Policía Judicial de ambos cuerpos. Asimismo, se ha contado con colaboración de otras policías europeas de países como Albania y agencias como EUROPOL.

La subdelegada del Gobierno, María Teresa Lacruz, ha destacado que es "una de las operaciones más importantes que ha habido en la provincia de Huesca en los últimos años" y ha agradecido especialmente la colaboración ciudadana. 

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo