Aragón
Suscríbete

RECUERDO A LAS VÍCTIMAS

Homenaje a los dos agentes asesinados por ETA en Sallent hace hoy diez años

Una serie de actos recuerdan a Irene Fernández Perea y José Ángel de Jesús Encinas en el décimo aniversario de su fallecimiento en un atentado perpetrado por la banda terrorista.

Una placa recordará a Irene Fernández Perea y José Ángel de Jesús Encinas
Homenaje a los dos agentes asesinados por ETA en Sallent hace hoy diez años
HA

La localidad oscense de Sallent de Gállego recordará desde hoy, con una placa a los guardias civiles Irene Fernández Perera y José Ángel de Jesús Encinas asesinados hace diez años por la banda terrorista ETA en esta población.

Ubicada en la fachada del Ayuntamiento, próximo a la plaza en la que fueron asesinados los agentes, la placa ha sido descubierta por las madres de ambos y por el general jefe de zona de la guardia civil, Germán Rodríguez.

"El pueblo de Sallent de Gállego en memoria de los Guardias Civiles Irene y José Ángel, víctimas del atentado terrorista el 20 de agosto de 2000", reza la inscripción que se ha descubierto después una ofrenda floral en la plaza en la que explotó la bomba lapa adosada al vehículo de la Guardia Civil hace diez años y en la que se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de todas las víctimas del terrorismo.

Previamente se ha celebrado, como todos los años, una misa en recuerdo de ambos agentes oficiada por el vicario de la diócesis, José Antonio Iniesta, y que ha contado con diez párrocos procedentes de las diócesis de Jaca, Pamplona, Tudela, Zaragoza, Tarazona y la prelatura del Opus Dei.

En el homenaje han estado presentes los padres de Irene y Jose Ángel, desplazados desde Quirós (Asturias) y Talavera de la Reina (Toledo), respectivamente, así como la presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza; los consejeros de Justicia y Cultura del Gobierno de Aragón, Rogelio Silva y María Victoria Broto, y altos cargos del Ejército, Guardia Civil y Policía Nacional, así como representantes políticos.

El padre de Irene, José Antonio Fernández, ha asegurado a los medios que está "como el primer día porque esto no se olvida nunca" y ha agregado que se sigue "despertando con el petardazo" porque un hecho como éste "te cambia la vida".

En el mismo sentido se ha manifestado la madre de José Ángel, Prado Encinas, quien junto con Fernández acude todos los años a este homenaje "con mucho dolor", pero arropada por la gente de Sallent.

"Aunque vienes con rencor porque aquí mataron a mi hijo, te vas con mucha paz", ha asegurado la madre del agente asesinado, al tiempo que ha dicho que esto "no se olvida" y que vendrán "todos los años".

Por su parte, el consejero de Justicia ha considerado que hoy es "un día especial y emotivo" para hacer "una reflexión con la sociedad sobre situaciones como ésta que son una lacra que causan heridas que nunca cicatrizan".

Otros asistentes a este homenaje han sido la secretaria general del PP en Aragón, Rosa Plantagenet; el presidente del PP en Huesca, Antonio Torres, el senador Roberto Bermúdez de Castro y el presidente de la comarca del Alto Gállego, Mariano Fañanás.

Etiquetas