Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EVA ALMUNIA

"Hay que dar una vuelta generacional al partido, sumar nuevos impulsos al proyecto"

La dirigente aragonesa responde sobre la candidatura del PSOE a las elecciones autonómicas, la crisis y asuntos de educación.

Eva Almunia (Esplús 1960), en su despacho del Ministerio de Educación, en Madrid.
"Hay que dar una vuelta generacional al partido, sumar nuevos impulsos al proyecto"
ENRIQUE CIDONCHA

El PSOE trabaja para cerrar filas en torno a la futura candidatura a la DGA y parece haber voluntad para que usted sea la sucesora. ¿Cómo ve el proceso?

En estos momentos, en los que además hay muchas dificultades en el país, estoy muy centrada en mi trabajo en el Ministerio. Todavía no estamos en el momento de pensar en quién va a suceder a Iglesias. Y recuerdo que en el PSOE estas cuestiones no se imponen, sino que se debaten y se establece cuál es el mejor candidato.

¿Estaría dispuesta?

Siempre he sido muy responsable con lo que se me ha pedido desde mi partido. Seguiré igual. Estoy a disposición de todo lo que se me pida, en un sentido o en otro. Ha habido momentos de mi vida en que me he separado de la política más activa para ocupar un segundo plano, y lo he hecho. Si tengo que estar en otra situación, como cualquier otro militante, lo estaré.

¿Qué cree necesario para cuando se afronte este relevo?

Lo primero, es importante tener un partido cohesionado en torno a quien se decida. La cohesión ha permitido que un proyecto en la DGA liderado por los socialistas y por Marcelino Iglesias sea un proyecto de continuidad para la Comunidad y para los aragoneses.

¿Le apetecería que se iniciase un proceso de primarias?

Depende de cómo se debata en el partido, que debe ser el que tome la decisión. En momentos más convulsos sí se optó por ellas. En el PSOE existe la discrepancia y se permite, afortunadamente.

¿Y no cree que resta legitimidad al candidato no haber pasado por unas primarias?

En absoluto. La decisión tiene que ser fruto de una reflexión interna sobre cómo el candidato va a salir más reforzado ante la opinión pública y el interés del proyecto.

¿Es posible mantener el mismo tirón electoral?

El presidente Iglesias ha posibilitado que el proyecto se haya desarrollado con una intensidad importante. El reto está ahora en qué persona puede continuar ese proyecto, que ha sido muy pensado, con mucha reflexión, moderado y prudente. El reto está en conseguir entre todos aquella persona que pueda continuar las políticas que se han impulsado desde el partido.

¿Considera que usted sí es capaz de afrontar ese reto?

Soy una mujer que empecé muy joven en política, en un Ayuntamiento. Era un momento complejo, en el año 1983. También estuve en la Diputación Provincial de Huesca. Luego en el Gobierno de Aragón. He sido consejera, ahora estoy en la Administración General del Estado... Siempre he estado en puestos de gestión. La gestión creo que la llevo ya muy encima. He estado en ella más que en labores legislativas. Eso es importante. He sido una persona que he sido capaz de generar buenos equipos que además han superado bien situaciones complicadas. Ese es mi bagaje. A partir de ahí? todo hay que sopesarlo.

El pasado 23 de abril, HERALDO planteó un cara a cara demoscópico entre usted y Luisa Fernanda Rudi. Daba a la candidata del PP más grado de conocimiento y de solvencia. ¿Cree que se corresponde con la realidad?

Invito a que se analicen comparativas entre líderes del PSOE y el PP en cualquier Comunidad e incluso en el Gobierno central. Verán como no hay tanta diferencia con ese resultado. Puede servir de punto de partida, pero creo que la percepción se matiza.

¿Qué tal sus relaciones con el PAR, con José Ángel Biel?

Yo ahora estoy en Madrid, así que nos vemos en Aragón, en actos públicos y poco más, pero he trabajado muy bien con él y con el PAR en la DGA. Personalmente me he sentido cómoda con ellos y no he tenido dificultades. También responde al pacto de gobierno.

¿Y la opción de gobernar con CHA e IU?

Me remito a la encuesta de HERALDO, que según sus datos, el PSOE es el único que puede conformar un gobierno en Aragón.

¿Pero le gustaría ese tripartito? ¿Cree que podría funcionar en Aragón?

Como sociedad, como aragoneses, tenemos mucha conciencia de nuestra identidad, pero también somos muy españoles. Nos lo creemos y queremos serlo. Eso da una idea de por dónde creo que se tendrá que conformar el gobierno: aquellas coaliciones que permitan estabilidad y que permitan seguir impulsando este proyecto que los socialistas hemos tenido que liderar durante estos años. Veremos a ver qué pasa y luego hablamos.

¿La posibilidad de que el PSOE, aun pudiendo sumar, decidiese gobernar en solitario, sería una alternativa apetecible?

Toca esperar a ver primero cómo avanzan las cosas y luego ver el resultado electoral. El PSOE ha demostrado que puede gobernar con el PAR sin dificultad, con las crisis puntuales propias de cualquier coalición. También que puede gobernar con otras formaciones, y ahí está el ejemplo del Ayuntamiento de Zaragoza, y que puede gobernar en una mayoría minoritaria. Veremos qué ocurre.

Marcelino Iglesias ha creado un equipo muy sólido, con gente muy vinculada al presidente. ¿Sería necesaria una renovación también en el equipo de gobierno?

Iglesias, además de tener ese buen equipo y muy trabado, decide en un momento determinado que no se vuelve a presentar. Eso conlleva que la persona que asuma esa responsabilidad introducirá cambios. No me cabe la menor duda.

Ha habido personas de su entorno que han dado estabilidad que suenan también como modelo de continuidad.

Pero eso no quiere decir que no tenga que haber cambios.

¿Toca un relevo generacional?

Así lo entiendo. No quería ser tan clara pero? así lo entiendo.

¿Y esto también debería suceder en la alcaldía de Huesca?

Fernando Elboj ha sido un buen alcalde para Huesca. La ha situado en el siglo XXI. Huesca es una ciudad pequeña y Elboj le ha dado una identidad muy de capital de provincia. Había habido épocas en las que parecía que la capitalidad de la provincia se desplazaba pero Elboj la ha desarrollado muy bien. Su decisión de relevo, también generacional, es muy importante. La persona que va a asumir ahora su relevo va a continuar en esa línea.

Cuando habla de renovación generacional, ¿afectaría también en las listas, en las que parece que se van a reubicar los dirigentes de la generación de Iglesias?

En Aragón los socialistas hemos conformado un proyecto en el que cabemos todos. Cabemos los más jóvenes y también la gente mayor. Cabe todo el mundo.

¿Cree que el votante socialista demanda perfiles más jóvenes que tiren del partido?

Creo que la gente joven tiene mucha cabida en el PSOE. Y naturalmente que tiene que haber un cambio generacional. Y quiero dejar claro que cuando hablo de mi generación me refiero por ejemplo también a Javier Lambán, Carlos Pérez Anadón, etc.

¿Pero, quien sea el candidato, se atreverá a dar la vuelta al partido?

Hay que darle una vuelta generacional al partido. La experiencia cuenta, y mucho, pero también los nuevos impulsos. Estamos en una sociedad que cambia constantemente. Tenemos que tener todas esas visiones. Hay que conjugar la visión de la gente que ha tenido durante mucho tiempo una responsabilidad con la de este mundo nuevo en el que nos movemos.

¿El futuro candidato estará tutelado por Iglesias en la campaña?

No lo imagino de otra manera. Iglesias es el mejor activo que tiene el PSOE en Aragón. Y queremos volver a ganar las elecciones.

¿En caso de que al candidato sea un alto cargo que esté en Madrid, cree que debería volver a Aragón una vez el partido confirme su apuesta?

Cuando una persona es candidata está claro que tiene que tener presencia en el territorio y que los ciudadanos han de conocerlo más.

¿Esa presencia implica la ostentación de algún cargo público?

No. La presencia se puede abordar de muchas maneras.

El candidato lo tendrá complicado con las medidas de ajuste de Zapatero. ¿El votante del PSOE está entendiendo estas medidas?

Dentro del partido se está interiorizando la situación. La crisis ha llegado ahora a un punto diferente, que exigía otro tipo de actuaciones. Difíciles de adoptar y dolorosas. Espero que se comprendan, que se entiendan que son medidas de una situación en la que vive España y Europa. La gente mira al Gobierno, pero también a la oposición. Y ahí hay diferencia con el resto de Europa.

¿Les acusa de falta de responsabilidad?

El PP no ha estado a la altura de las circunstancias. Lo ha demostrado desde el inicio de la crisis.

¿Las becas pueden sufrir por el recorte económico?

No. Al contrario. Este año, los umbrales de renta para poder acceder a una beca se han modificado en beneficio de las rentas más bajas. Cada año hemos ido avanzando en ese sistema. Y al mismo tiempo se han puesto en marcha nuevos tipos de becas dirigidos específicamente para aquellas áreas que entendemos que necesitan un mayor refuerzo. Las becas son un derecho. Los pilares del Estado del bienestar no se tocan. Y ahí están la educación, la sanidad, el desempleo y la dependencia.

En Aragón se ha abierto el debate sobre si es oportuna o no la gratuidad de los libros de texto.

La educación es gratuita en las etapas obligatorias. Está bien profundizar en estas cuestiones y poderlo mantener. Pero tal vez tenemos que empezar a hablar de la progresividad en el sistema.

¿Cabe que la gratuidad se aplique pero no de forma totalmente generalizada?

A lo mejor hay políticas en las que, dentro de la gratuidad, tendremos que aplicar la progresividad de acuerdo con la renta. Entiendo que no hay que quitar este tipo de medidas, que son muy importantes, pero tal vez sí reconducirlas. Quizá hablar de otro tipo de criterios, pero no de eliminarlas.

Etiquetas