Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

REGISTRO CIVIL

"Si hay conflicto, la mujer debe poder dar su apellido a su hijo"

La posibilidad de que los recién nacidos reciban el patronímico de la mujer si los padres no llegan a un acuerdo generó ayer un acalorado debate en la calle.

No dejó indiferente a nadie. La posibilidad de que, cuando los padres no se pongan de acuerdo, los bebés se inscriban en el Registro Civil atendiendo al orden alfabético de los apellidos de sus progenitores generó ayer un acalorado debate en la calle. Actualmente, si estos no llegan a un entendimiento, figura el del padre.

Esta es una de las propuestas del proyecto de ley del Registro Civil, que se encuentra en trámite de enmiendas en el Congreso, y que ayer fue considerado como un paso más hacia la igualdad de género por parte del PSOE y como una "cortina de humo", según el PP.

Desde primera hora, algunos ciudadanos se preguntaban cuál sería el futuro de los tan habituales Ruiz o Sánchez -en la cola según el abecedario-, si hay muchos conflictos que dirimir de esta forma, mientras otros restaban importancia al debate. "Yo tengo claro que por mí no habría ni conflicto ni problema. No me importaría que fuese primero el apellido de mi mujer", aseguraba ayer Alberto, que iba precisamente a inscribir a su bebé. "Además, alfabéticamente me tocaría ceder", aseguraba.

Otros creían que aprobar esta medida supondría rizar el rizo. "Si no te pones de acuerdo con tu pareja en esto, apaga y vámonos", aseguraba María Vallés. "Poner primero el apellido del padre es una forma de organizarse y ya está, no significa nada más", apuntaba.

Tampoco faltaron los que apoyaron a ciegas la medida. "Si lo hacen así es porque habrá más problemas de lo que parece con este tema. Además, hay apellidos que son mucho más feos que otros. De entrada, y si hay conflicto, una mujer tiene que tener el mismo derecho a darle su apellido a su hijo que el padre", resaltó Jesús Carpintero.

Se puede elegir el de la madre

Lo cierto es que, actualmente, cuando los padres están de acuerdo, ya existe posibilidad de que se elija el apellido de la madre. Basta con solicitarlo al cumplimentar el formulario oficial de nacimiento. Además, cualquier persona mayor de edad puede hacer una solicitud al Registro y anteponer el apellido materno. Esta ventaja figura en el artículo 55 de la actual Ley.

La magistrada encargada del Registro Civil de Zaragoza, Carmen Canfranc, prefirió ayer no valorar la solución alfabética hasta que se apruebe, ya que, según explicó, es aún un proyecto y no hay nada en concreto. No obstante, sí que informó de que en 2009 se inscribieron, en total, a 9.343 niños en estas instalaciones (sumando los recién nacidos y los nacionalizados) y llamó la atención sobre otros avances que podría traer la ley, como la informatización de estos Registros.

El contenido del proyecto

El artículo 49 de la futura ley señala que la filiación determina los apellidos y que si esta está determinada por ambas líneas, el padre y la madre de común acuerdo podrán decidir el orden. Lo que decidan para el primer hijo deberá mantenerse para posteriores nacimientos. "En caso de desacuerdo o cuando no se hayan hecho constar los apellidos en la solicitud de inscripción, el encargado del Registro Civil determinará la elección de los apellidos según su orden alfabético", añade el texto.

Además, se contempla la posibilidad de que si el solicitante es víctima de violencia de género podrá cambiar su apellido a través de una orden del Ministerio de Justicia, sin otros trámites.

En cuanto a la filiación, no se hará ninguna referencia al estado civil de los padres del inscrito, equiparando así la relación matrimonial a cualquier otra situación.

Etiquetas