Despliega el menú
Aragón

EL PP VALENCIANO PRESIONA PARA SU INCLUSIÓN

Gustavo Alcalde dimitirá si el PP impone el trasvase en el programa electoral

El presidente del PP en Aragón ha convocado el lunes a los dos máximos órganos del partido. La dirección nacional aprueba en una semana su propuesta electoral sobre agua.

El presidente del PP aragonés, Gustavo Alcalde, dimitirá "de forma irreversible" de su cargo si la dirección nacional del partido incluye el trasvase del Ebro en el programa electoral, según informaron ayer fuentes del partido. Alcalde lleva madurando ya un tiempo la decisión, una vez que desde el PP valenciano se insiste casi diariamente con que así ocurrirá. Sin embargo, hasta ayer no se la comunicó de forma taxativa a sus colaboradores más próximos. Alcalde ha dado este paso formal después de que el presidente del PP valenciano, Francisco Camps, afirmase ayer en Madrid que la ejecución del trasvase del Ebro formará parte del programa que presentará Mariano Rajoy para su candidatura a la Presidencia del Gobierno.

La decisión traslada ayer está en coherencia con los últimos pronunciamientos de Alcalde en contra del trasvase y también en coherencia con los compromisos que había arrancado a la dirección del PP. La decisión de dimitir la tomará si el PP nacional incumple en el programa electoral que presente el acuerdo que cerró en 2006 con los presidentes autonómicos implicados en la llamada guerra del agua.

Un pacto que se puede incumplir

El 14 de noviembre de ese año, el presidente del partido, Mariano Rajoy, se reunió con Gustavo Alcalde (Aragón), Francisco Camps (Valencia), Ramón Luis Valcárcel (Murcia) y María Dolores de Cospedal (Castilla-La Mancha) para buscar la paz hídrica. En el acuerdo que se tomó, el PP anteponía satisfacer "las legítimas necesidades actuales y futuras" de cualquier cuenca antes de cualquier transferencia. Es decir, que antes de ejecutar el trasvase del Ebro debía hacerse el Pacto del Agua.

Sin embargo, desde hace ya más de tres meses, el PP valenciano está forzando a la dirección nacional del partido a renunciar a este compromiso con Aragón e incorporar en el programa electoral únicamente la referencia a las transferencias hídricas, sin condicionarlas a que primero se solucione y se garantice la satisfacción de las cuencas hídricas llamadas excedentarias.

Además, el PP valenciano busca que se cite de forma expresa al Ebro y a Levante, en vez de aceptar formulaciones más ambiguas y menos polémicas.

Ante este escenario, Gustavo Alcalde convocó ayer de forma extraordinaria el comité de dirección del PP-Aragón para el lunes. Este órgano está formado por 15 personas. Además, para ese mismo día, también ha convocado a la Junta Directiva Regional, que es el máximo órgano entre congresos. En el orden del día sólo hay un punto: informe del presidente regional. Todo indica que ese día el PP aragonés cerrará filas en contra del trasvase.

Tras esas dos citas, aún habrá que esperar hasta el siguiente sábado para saber cómo se orienta la situación. Ese día, el PP nacional presenta el programa electoral en el que, si Gustavo Alcalde pierde este pulso, estará el trasvase del Ebro.

Etiquetas