Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

LUIS DE GRANDES

"Francia sigue teniendo todo el interés del mundo en que Europa acabe en los Pirineos"

El eurodiputado participó ayer en la jornada del PP.

¿Cómo contempla el futuro de la Travesía Central Pirenaica (TCP)?

Desgraciadamente ha pasado muy desapercibido el corredor de Aragón, el llamado proyecto 16, incluso en la reunión de transportes de la UE de Zaragoza. Se ha puesto mucho el acento en el corredor mediterráneo, un proyecto común del PP y el PSOE por su valor estratégico. Tengo poca fe en que dada la crisis financiera sea posible la incorporación de nuevos proyectos. Hay que poner el acento en los existentes, ya calificados, y hay que hacer más hincapié en la pelea con el corredor mediterráneo.

El PP sostiene que ese corredor no es incompatible con la TCP, pero en la práctica parece un obstáculo añadido para su desarrollo.

No es incompatible pero hay que olvidarlo un poco menos. El proyecto prioritario Sines-Algeciras-Madrid-Zaragoza-París tiene un valor añadido europeo. No es un obstáculo, es un problema presupuestario. ¿Qué suerte va a correr? Yo tengo bastante escepticismo con la posición francesa. En la reunión de junio, con la declaración a favor, hubo un jarro de agua fría y no por parte española. La representante de los Pirineos franceses dijo solemnemente que olvidáramos el paso por el Vignemale y eso significa una actitud dilatoria importantísima. No estuvo el embajador francés como no estuvo el ministro español y esas dos ausencias quizá son más noticia que las presencias.

El ministro español dijo luego que no se le había invitado.

Pues habrá que preguntarle al presidente de Aragón, de su mismo color político, por qué no le invitó. La ausencia del señor Blanco me pareció indiciaria, de no querer mojarse en ese proyecto. Y la ausencia del embajador francés, también. La oferta hecha por Francia está muy cerca de Cataluña y Zaragoza y Aragón tienen razones para estar preocupados, aunque no sea verdad esa dicotomía respecto a los dos grandes proyectos. Mucho más cuando la continuidad de Zapatero parece que va a transcurrir sobre soportes vascos y catalanes. El acuerdo Portugal-Francia-España ha sido voluntarista. Francia sigue teniendo todo el interés del mundo en que Europa termine en los Pirineos. No cumplen nunca sus deberes. Habrá que agradecerles su colaboración con el terrorismo, pero que no nos cuenten más milongas.

Etiquetas