Despliega el menú
Aragón

INFRAESTRUCTURAS

Francia compromete la reapertura del ferrocarril de Olorón a Bedous para 2015

Los ministros de Transportes y Medio Ambiente aprueban el proyecto, que implica reacondicionar y suprimir 20 pasos a nivelLa intervención, que se demora dos años, cuenta con un presupuesto de 100 millones.

Un tren regional circula por el renovado tramo Pau-Olorón, que se reabrió al tráfico en enero.
Francia compromete la reapertura del ferrocarril de Olorón a Bedous para 2015
JONATHAN DIAZ

La reapertura de la línea internacional de Canfranc ha salvado su último escollo en el tramo francés que va de Olorón a Bedous. Los ministerios de Medio Ambiente y de Transportes han dado su visto bueno a la recuperación de este tramo, que permanece cerrado al tráfico ferroviario desde junio de 1980. Las autoridades de París debían autorizar una intervención que requerirá el reacondicionamiento y supresión de hasta 26 pasos sobre carreteras y caminos, tal y como obligaba el último cambio legislativo. Dicha intervención impedirá que los trenes puedan circular antes de 2015.

El presidente del Consejo Regional de Aquitania, Alain Rousset, asegura que el proyecto está «verdaderamente desbloqueado» tras haberse reunido este mes con los secretarios de Estado Nathalie Kosciusko (Medio Ambiente) y Thierry Mariani (Transportes), según publica el periódico 'La République des Pyrénées', editado en Pau. «Los ministros han dado su acuerdo para el inicio de los trabajos», señaló Rousset.

La reapertura del ferrocarril debía salvar un último escollo, los pasos a nivel, que con una normativa reciente se deben suprimir en las nuevas infraestructuras que se hagan en Francia. Aunque la intervención en el Canfranc supone una rehabilitación, la Administración central planteó la necesidad de intervenir y complicó los planes de reapertura.

De hecho, el proyecto se ha demorado como consecuencia de estos trabajos añadidos, que impedirán reabrir los 25 kilómetros de ferrocarril que distan de Olorón a Bedous hasta 2015. Además, la factura se podría disparar hasta los cien millones de euros con el objetivo de agilizar los trabajos, cuyo coste deberá recuperar en parte con fondos estatales y europeos.

Hace tan solo dos meses, el vicepresidente de Aquitania y alcalde de Olorón, Bernard Uthurry, explicaba este diario el retraso añadido por la intervención en los 26 pasos existentes, dos de los cuales afectan a la carretera nacional 134. Estos dos, junto a un tercero que afecta a la carretera provincial que comunica con el puerto de Marie Blanque. «El resto están en camino», dijo.

Uthurry explicó que el reacondicionamiento y supresión de estos pasos serán cofinanciados por las arcas estatales y regionales con el apoyo de la Unión Europea, aunque las obras de recuperación del tramo ferroviario serán sufragadas íntegramente por el Consejo Regional de Aquitania.

El presidente regional dejó muy claro a la empresa estatal Résseau Ferrée de France (RFF), responsable de la red ferroviaria francesa, su interés en que los trabajos que afectan a los pasos a nivel comiencen este mismo año y que en 2012 se puedan acometer ya en la parte ferroviaria. «RFF no ha vuelto a condicionar el inicio de los trabajos del tramo entre Olorón y Bedous a un enésimo estudio», indicó Alain Rousset.

Aquitania dio un paso decisivo en su compromiso con el ferrocaril con la reapertura del tramo Pau-Olorón en enero, que se cerró en el segundo semestre de 2010 para proceder a su completa renovación. La inversión rondó los 35 millones de euros.

Etiquetas