Aragón
Suscríbete

EN ESPAÑA SE BLOQUEAN LAS OBRAS Y EN FRANCIA AVANZAN

Fomento limita la renovación de la vía de Canfranc

Solo invertirá 496.806 euros de los 10 millones planificados para mejorar la línea desde Huesca hasta la estación pirenaica.La mejora se concentra entre Anzánigo y La Peña y se paraliza en el resto del corredor.

Tramos de vía acumulados para la obra en la estación de Santa María y la Peña, el miércoles.
Fomento limita la renovación de la vía de Canfranc
RAFAEL GOBANTES

El recorte inversor del Ministerio de Fomento no parece tener fin en Aragón. Si en las últimas dos semanas se han paralizado la práctica totalidad de las autovías en obras, ahora le ha tocado el turno a otra de las infraestructuras más reivindicadas, la línea ferroviaria de Canfranc. La renovación de la vía desde Huesca hasta Canfranc, que se había planificado ejecutar en tres años con una inversión de diez millones de euros, se limitará a tan solo un tramo de 5,6 kilómetros entre La Peña y Anzánigo. La medida se confirma solo dos meses después de que lo negara tajantemente la Secretaría de Estado de Infraestructuras, tras haberlo confirmado este diario con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

Fuentes ministeriales manifestaron ayer que la mejora de este ferrocarril se incluirá en el grueso de proyectos "reprogramados", el eufemismo utilizado por el Ministerio para referirse a las paralizaciones que pretende hacer públicas en septiembre. La misma explicación fue dada a este diario a mediados de junio por el ADIF, aunque un día después se negara en un comunicado y Fomento lo achacara a un "error" de comunicación del ente público. "Será lo único que se haga. No hay previsión de continuar la renovación en una línea de débil tráfico", añadieron ayer las citadas fuentes ministeriales.

Sin respuesta por "vacaciones"

Ni uno ni otro gabinete de prensa quieren referirse ahora al bloqueo de la línea (Fomento remitió directamente a su ente público) y el ADIF se limitó a reconocer oficialmente que habían adjudicado al fin la mejora del tramo entre la estación de Santa María y La Peña y Anzánigo a la empresa vasca Cycasa por un importe de 496.806 euros (al que se debe sumar el 18% de IVA). Esta misma empresa fue la que nombraron fuentes ferroviarias hace dos meses, aunque se negó entonces que se hubiera contratado pese a que el concurso se había convocado el 12 de diciembre y la mesa de contratación había estudiado las ofertas. En los últimos tres días no pudieron dar su versión sobre la parálisis de la renovación de la línea, aduciendo que el personal del ente público está "de vacaciones".

La contratista deberá continuar el trabajo desarrollado por el personal de mantenimiento del propio ADIF, que entre junio y julio sustituyó medio kilómetro de vía a la salida de la estación de Santa María y La Peña, incluido un viaducto metálico sobre el río Gállego. Cycasa no retomará la mejora hasta el otoño y sus trabajos se alargarán hasta finales de año entre los kilómetros 53,858 y 59,521.

La previsión es que los operarios trabajen de noche, como hizo el personal del ADIF hasta hace dos semanas, para evitar cortar el tráfico ferroviario de la línea, por la que circula un convoy diario de mercancías cargado de cereal y los trenes que cubren los servicios regionales desde Zaragoza hasta Jaca y Canfranc.

En este tramo, uno de los más deteriorados, hubo un descarrilamiento a finales del 2008 y a mediados de enero se produjo el desprendimiento de una gran roca, a nueve kilómetros de la terminal de Anzánigo, que cortó el tráfico.

En esta intervención, calificada por el ADIF como de mantenimiento pese a "reemplazar" tramos enteros de vía deteriorada, se empleará material reciclado de Cataluña. Vías de ancho ibérico levantadas en Gerona hace meses se trasladaron en camión hasta la estación de Santa María y la Peña, donde están acumuladas a la espera del inicio de los trabajos.

La planificación oficial pasaba por continuar la renovación por fases en el resto del corredor Huesca-Canfranc. El objetivo era garantizar la fiabilidad y seguridad en la explotación de la línea, donde solo se ha renovado en los dos últimos años la traza ferroviaria entre Caldearenas y Jaca, sin llegar a mejorar el trazado. Los planes incluían la retirada de las traviesas de madera y el carril existente desde la variante de Huesca hasta Caldearenas y de Jaca a Canfranc, que suman en total 89 kilómetros.

Continuos incumplimientos

La antigüedad y el lamentable estado de conservación de la vía, que data de 1920, llevó al Ministerio de Fomento a incluir una partida de seis millones de euros en los Presupuestos de 2008 para corregir la situación. Sin embargo, no se gastó un euro. La misma suerte correrá ahora la programación presupuestaria, sin que se sepa cuánto tiempo habrá que esperar para ver en condiciones la línea internacional.

La última reparación importante del corredor de Canfranc se acometió a principios de 2003, a raíz de una serie de descarrilamientos que provocaron numerosas críticas políticas y sociales. El Ministerio planteó los trabajos como una intervención de urgencia a la espera de la completa modernización de la vía, pero desde entonces se han seguido haciendo apaños.

Etiquetas