Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PARALIZACIÓN DE OBRAS

Apaño de Fomento para reducir el peligro en la Ronda Norte de Zaragoza

Instala luminarias, balizas y más señales y aún tardará un mes en mover las barreras de hormigón para ensanchar los carriles. El Ministerio prevé tomar medidas similares en el resto de obras paralizadas en Aragón.

Fomento ha reforzado la señalización de la obra de la Ronda Norte, como en este punto donde se estrecha la circunvalación junto a Plaza.
Apaño de Fomento para reducir el peligro en la Ronda Norte de Zaragoza
ESTHER CASAS

Una semana después de paralizar la ampliación de la Ronda Norte, el Ministerio de Fomento ha optado por hacer un apaño para paliar el peligro de dejar las obras a medias. No dará marcha atrás, pero al menos ha ordenado reforzar la señalización de la circunvalación de Zaragoza mediante la instalación masiva de luminarias, balizas reflectantes y carteles de peligro a lo largo del trazado, desde el entorno de la plataforma logística (Plaza) hasta la autopista de Barcelona (AP-2).

Además, pretende mover las barreras de hormigón que jalonan los 18,6 kilómetros para que los estrechados carriles recuperen en parte su anchura, al igual que los desvíos que funcionan en precario. Esta medida aún tardará un mes en ser aplicada, puesto que en varios tramos hay importantes rebajes en la plataforma viaria (de hasta un metro) por la construcción de un tercer carril. Por ello, habrá que asfaltar en algunos puntos y en otros rellenar el desnivel con cemento para poder retranquear dichas barreras (denominadas 'new jersey').

A cuenta de las contratistas

Fuentes ministeriales apuntaron que esta solución provisional se ejecutará a partir de la semana que viene, cuando finalice la operación salida de agosto, la más importante del año. "La intención es dejar un poco presentable la obra, al igual que el resto de las paralizadas en la Comunidad", señalaron antes de aclarar que estos apaños irán a cargo de las contratistas, ya que no se aceptan certificaciones de obra desde principios de mes por el recorte inversor.

Medidas similares se adoptarán en el resto de autovías y carreteras de Aragón cuya construcción y mejora ha bloqueado el Ministerio de Fomento hasta 2012 y cuya finalización se alargará hasta 2015. No obstante, fuentes oficiales no quisieron concretar cuántos días se tardará aún en señalizar convenientemente los tramos afectados en la autovía entre Pamplona, Huesca y Lérida o en el eje pirenaico (N-260).

Unos pocos operarios instalaban ayer por la mañana parte de la señalización vertical a lo largo de los puntos más conflictivos de la Ronda Norte, donde los carriles se quedan sin arcenes y se estrechan por las paralizadas obras de ampliación. Ahora lucen luminarias amarillas de obra, señales de peligro y decenas de balizas reflectantes atornilladas a las barreras de hormigón. Algunas de ellas incluso ya están rotas, lo que da una idea del peligro que supone circular en esos puntos, en los que no pueden pasar dos camiones en paralelo.

Esta situación llevó ayer al grupo parlamentario de Chunta a instar a la DGA a exigir "seguridad vial" ante los recortes anunciados por Fomento, al que acusó de "entrar como en un elefante en su propia cacharrería y no dejar nada en las estanterías". A juicio del diputado nacionalista Bizén Fuster, se tendría que haber analizado tramo por tramo el impacto que suponía para la seguridad la paralización de las obras. Por ello, plantea sendas preguntas al Gobierno regional sobre las medidas que piensa adoptar para minimizar el impacto de la parálisis de las obras y cómo afectará al plan integral de seguridad vial, en plena elaboración por parte de la Consejería de Obras Públicas.

Etiquetas