Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS

Fomento adjudica la redacción del tramo Figueruelas-Gallur de la A-68

Ibérica de Estudios e Ingeniería será la encargada de diseñar la nueva vía, que sustituirá a la N-232. El proyecto está presupuestado en cerca de 1,4 millones de euros.

El Ministerio de Fomento ha adjudicado a la empresa Ibérica de Estudios e Ingeniería S.A la redacción del proyecto de construcción del tramo Figueruelas-Gallur de la autovía A-68, en la provincia de Zaragoza, por un presupuesto de 1.355.229,45 euros.

La actuación propuesta, cuya adjudicación ha publicado este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), tiene como finalidad la conversión en autovía de la N-232 entre los puntos kilométricos 268,860 y 282,930 en el tramo Figueruelas-Gallur, ha informado el ministerio en un comunicado.

Las características más importantes del proyecto son que la velocidad estimada es de 100 kilómetros por hora y que se construirán dos enlaces, en Luceni y en Colonia de San Antonio

La sección transversal tendrá siete metros de anchura de calzada, con arcenes exteriores de 2,50 metros e interiores de 1,50, mientras que el ancho de la mediana tendrá tres metros.

El proyecto de construcción incluirá como anejo un documento denominado 'Análisis ambiental', en el que se identificarán, describirán y valorarán los problemas ambientales y en el que se proyectarán y valorarán las medidas correctoras que se estimen necesarias.

Asimismo se estudiará con detalle la reposición de caminos, vías pecuarias, accesos, servidumbres y servicios que resulten afectados y se mantendrá la coordinación adecuada con las corporaciones locales, cámaras agrarias, Confederación Hidrográfica y resto de entidades y organismos que pudieran verse afectados o que puedan aportar datos de interés.

El proyecto se coordinará con el del tramo inmediatamente posterior, Gallur-Mallén, y las propiedades colindantes no tendrán acceso directo a la nueva carretera.

Al objeto de contribuir a la mejora de la seguridad vial de los ciclistas y de acuerdo con los objetivos y directrices del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), se analizará la compatibilidad de las actuaciones a proyectar con los usos ciclistas que puedan entrar en conflicto con ellas.

Se citan, como ejemplo, las afecciones a otras carreteras en enlaces y la accesibilidad a pasos superiores e inferiores.

Etiquetas