Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

educación

"Impartir catalán no supone descuidar las variedades"

Profesora de catalán, esta mequinenzana es autora de la primera tesis leída en esta lengua en la Universidad de Zaragoza.

Maite Moret es profesora de catalán.
"Impartir catalán no supone descuidar las variedades"
O. DUCH

A finales del curso pasado, Maite Moret, natural de Mequinenza, defendió la primera tesis en catalán en la Universidad de Zaragoza. Profesora de catalán, puso de manifiesto las características gráfico-fonéticas de una serie de textos medievales escritos en esta lengua y procedentes de las comarcas aragonesas de la Ribagorza, el Bajo Cinca, la Litera y el Matarraña. Dirigida por María Rosa Fort, la tesis 'Documentació notarial aragonesa del segle XIV escrita en català. Edició i estudi grafemàtic', que obtuvo sobresaliente cum laude, es la primera aportación científica del catalán medieval de Aragón.

Fue la primera tesis leída en catalán en la Universidad de Zaragoza. ¿Por qué?

No podía ser de otra manera. Los textos con los que trabajé estaban escritos en esta lengua.

¿Qué pretendía con esta tesis?

Comprobar si podía establecerse un corpus documental en una zona en la que no se había investigado nada de esa época. Sí que es verdad que fui becaria de un proyecto sobre la lengua en el Bajo Aragón, que dirigía la profesora María Rosa Fort y Javier Giralt.

¿Qué documentos encontró?

La tipología de los textos es muy amplia. Hay testamentos, codicilos o establecimientos enfiteuréticos, la mayoría relacionados con transacciones comerciales. Son muy interesantes los documentos de Mequinenza, en uno de ellos, por ejemplo, aparece su delimitación y se documentan topónimos que han perdurado. Hay otros que se refieren a las mercancías que podían entrar en la población de Mequinenza por el río. Son textos donde emerge, en ocasiones, la lengua oral, pues son cartas.

¿Por qué el siglo XIV?

En el XIII los documentos en lengua vernáculos son escasos. El siglo XIV se estableció el Notariado, pero todavía quedan reminiscencias de clérigos, por ejemplo, que ostentaban el poder en las poblaciones. Además, es la primera vez que existe documentación en catalán. Hasta entonces casi toda estaba escrita en latín, que era le lengua vehicular y de cultura.

¿Le costó seleccionar los textos?

Dos años y pico de la tesis están dedicados solo a buscar documentación. Había que coger el coche e ir pueblo por pueblo, ayuntamiento por ayuntamiento y visitar diferentes archivos.

¿Es buena la reciente Ley de Lenguas o se queda corta?

Es una ley de mínimos. Hay un reconocimiento de las lenguas de Aragón pero queda mucho por hacer. Está todo aún muy verde.

¿Por qué en Valencia se le denomina valenciano y aquí catalán?

Por cuestiones políticas. De todas maneras, en Valencia se le denomina valenciano pero es catalán, aunque tenga sus pecualiaridades, como las que tiene el catalán de Aragón, el catalán oriental y, en general, el occidental. Los de Tarragona no hablan igual que los de Gerona o Barcelona.

¿Usted se ha sentido discriminada alguna vez por determinados sectores sociales de Aragón?

Yo no he sentido ningún tipo de ataque, pero sí que se oyen comentarios despectivos. Yo recuerdo ir por Zaragoza con mi abuela y, para que no dijeran nada, me hablaba en castellano. Me resultaba muy extraño.

¿Qué diría a quienes consideran que esta lengua en Aragón es fragatino, literano o ribagorzano?

No conocen la realidad lingüística de esta zona. Están hablando desde las ciudades y no desde las zonas donde se habla. El catalán de estas tierras está muy castellanizado, porque no ha habido una ley que defienda, promueva y cuide el patrimonio cultural y lingüístico de Aragón. Algunos creen que por impartir catalán en las escuelas se van a descuidar las variedades locales y eso no es cierto. Los alumnos van a conocer la norma de una lengua y van a conocer las variedades propias de la localidad o el territorio. Se va a potenciar que se siga hablando lo que se habla.

En su pueblo, Mequinenza, no hay un rechazo a la denominación de catalán, pero sí hay movimientos en contra en Fraga o la Litera. ¿Tienen respaldo o hacen mucho ruido?

Mucho ruido. Están boicoteando a las personas que llevan trabajando por la dignidad de la lengua catalana en estas tierras desde hace tantos años.

Etiquetas