Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SUCESOS

Fallece un vecino de Igriés al salirse su furgoneta de la vía por la nieve

Otro trabajador, que también viajaba en el vehículo de Aluminios Palacín, resultó graveEl accidente se produjo en Hostal de Ipiés.

La furgoneta cayó por un terraplén de diez metros. En la foto, los bomberos en el lugar del suceso.
Fallece un vecino de Igriés al salirse su furgoneta de la vía por la nieve
L. ZAMBORAíN

El agua y la nieve convirtieron la carretera N-330 en una trampa mortal para Luis Palacín. El hombre, de 46 años y vecino de la población de Igriés, falleció ayer por la tarde al salirse de la vía y caer por un terraplén el vehículo que conducía. Se trataba de una furgoneta de trabajo en la que iba otro empleado más, que resultó herido grave. El temporal, además, causó problemas en otras muchas vías del Alto Aragón: más de 100 kilómetros con cadenas, otros 200 en los que la nieve dificultaba la circulación, el pedrisco afectó a Los Monegros, y se registraron más de 100 salidas de vía.

El trágico accidente tuvo lugar a las 17.00, según fuentes de Tráfico, en el kilómetro 617,2 de la carretera N-330. Se trata de la travesía de Hostal de Ipiés (Sabiñánigo), justo en la curva donde se encuentra el acceso a Caldearenas. Al parecer, el conductor del vehículo de Aluminios Palacín, que viajaba en dirección Huesca, perdió el control en la curva de entrada a la población por la nieve húmeda que había sobre la calzada.

La furgoneta se salió de la vía por el margen derecho, justo en un tramo donde no hay barandilla quitamiedos, y cayó por un terraplén de diez metros hasta un campo cercano al río. El vehículo, además, quedó volcado sobre el terreno.

Los bomberos se personaron enseguida en el lugar ya que volvían de un aviso de Monrepós -que se saldó sin heridos- cuando sucedió el fatal accidente. Pero nada pudieron hacer por la vida del conductor. Luis Palacín había fallecido en el acto y su cadáver fue trasladado al hospital de Jaca, donde se le iba a practicar la autopsia. Su compañero, que responde a las iniciales J. L. C. M, de 47 años y vecino de Huesca, presentaba heridas graves y fue evacuado en ambulancia hasta el hospital San Jorge de Huesca.

No fue el único accidente de la jornada de ayer, pero si el que tuvo consecuencias más graves. La nieve provocó, según fuentes de la Guardia Civil, cerca de un centenar de salidas de vía en diferentes carreteras del Alto Aragón, muchos de ellos por no llevar cadenas. La mayoría, explicaron dichas fuentes, se saldaron con golpes de chapa, como el de un vehículo que en Aínsa se empotró contra la puerta de una sucursal bancaria.

También hubo quien se quedó atascado por la nieve, como un camión de mercancías peligrosas al que tuvo que ayudar una quitanieves a bajar el puerto de Monrepós. Y es que esta fue una de la decena de carreteras afectadas por la nieve. En este puerto, principal acceso a las estaciones de esquí del Pirineo, en el de Cotefablo -entre Biescas y Broto-, en la carretera A-136 que da acceso al valle de Tena y en la A-139, para llegar a Benasque, las cadenas fueron obligatorias durante buena parte de la tarde. Pero los copos, además, dificultaron la circulación en otros 200 kilómetros de la provincia, sobre todo en el norte y en vías como el puerto de Santa Bárbara (A-132), el acceso a Bielsa (A-138) o la carretera de Cerler (A-2617).

En Los Monegros, los problemas los causó el granizo que cayó a las 18.00 y que hizo que en puntos cercanos a Castejón de Monegros se acumularan cuatro dedos.

Etiquetas