Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

JORNADAS DE LA FUNDACIÓN GIMÉNEZ ABAD

Expertos en terrorismo internacional debaten en Zaragoza el fin de esta lacra

El profesor de Ciencia Política de la Universidad Rey Juan Carlos Rogelio Alonso ha asegurado que las diferentes negociaciones emprendidas por los gobiernos españoles con ETA han incentivado la militancia, ya que genera expectativas, refuerza su organización interna y la idea de que la violencia es algo útil.

Así lo ha indicado en la inauguración de las Jornadas 'Los finales del terrorismo. Lecciones desde la perspectiva comparada', en las que participan expertos en organizaciones como Al Qaeda, las Brigadas Rojas, el IRA, los GRAPO o ETA de distintos países.

Alonso, director académico de las jornadas, que este año celebran su cuarta edición, ha recalcado que en España las negociaciones con ETA "no han contribuido al abandono de las armas, sino todo lo contrario", teniendo en cuenta que se ha incentivado la militancia, ha generado expectativas y ha reforzado entre los miembros de la banda la idea de que la violencia es útil.

Por ello, ha apostado por otros instrumentos para contribuir al abandono -individual o colectivo- del terrorismo, y uno de ellos es la dispersión de los presos, tal y como se ha hecho en España, algo "fundamental porque disminuye la cohesión del grupo".

A su juicio, también es muy importante la puesta en marcha de medidas de reinserción, ya que abren "un horizonte positivo" a los integrantes de la banda y ofrecen posibilidades de futuro, lo que pesará de forma considerable en el caso de que el individuo disponga de apoyo familiar o social, sienta cierto desencanto con los métodos del grupo o con los integrantes del mismo.

Respecto a los abandonos colectivos de estos grupos, ha citado como cuestiones clave la detención de sus líderes, la represión del Estado, la reconversión hacia grupos criminales, la pérdida de apoyo popular o político, la limitación de recursos o el aumento de los "costes" de la violencia.

En la primera sesión de las jornadas ha intervenido también el periodista Florencio Domínguez, de la agencia Vasco Press, quien se ha referido a la situación actual de ETA y ha insistido en que en ninguna de las últimas declaraciones que ha hecho la banda se ha comprometido con el abandono de las armas ni se lo ha planteado, es decir "no se ha desviado un milímetro de la estrategia" que trazó después de la ruptura de la tregua de 2006.

"Lo demás son especulaciones", ha dicho Domínguez en declaraciones a los medios de comunicación, al tiempo que ha explicado que lo que la organización sí admite es "la posibilidad de alguna tregua" para negociar cambios políticos, no como el primer paso para el abandono de las armas, que es lo que le exige la mayoría de la sociedad vasca y los partidos democráticos.

En su opinión, ETA concibe una tregua como algo bilateral, algo que tiene que negociar con el Gobierno a cambio de que éste se comprometa a iniciar una negociación política.

Estas jornadas, organizadas por la Fundación Giménez Abad, se celebran en las Cortes de Aragón y serán clausuradas este martes por Maite Pagazaurtundua, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT).

Etiquetas