Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

Espinosa advierte de que si mejora la situación de los embalses se pararía el trasvase

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ha asegurado que si los embalses catalanes alcanzan el "mínimo necesario" para abastecer a Barcelona el trasvase de agua del Ebro al área metropolitana "no tendría razón de ser" y, por lo tanto, no se ejecutaría.

Espinosa ha anunciado, a la entrada del Consejo de Agricultura de la UE que se celebra hoy en Bruselas, que si la lluvia "alcanzara para llenar los embalses el mínimo necesario para abastecer a la población del área metropolitana de Barcelona, por supuesto ni la obra ni el real decreto ley de excepcionalidad tendrían razón de ser".

La ministra, no obstante, ha subrayado que "a fecha de ayer" no se daban estas condiciones, por lo que, por el momento, se mantienen en pie las obras para conducir el agua sobrante del denominado minitrasvase del Ebro a Barcelona.

El conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, ha coincidido con la ministra en que no hay razones para poner freno a esta obra. "Es evidente que la ministra mantiene los parámetros que han posibilitado este real decreto ley y por lo tanto vamos a seguir en esta tónica", ha resumido Baltasar tras su encuentro con la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor.

Abiertos a la esperanza

En cambio, el vicepresidente catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, ha reconocido que las últimas lluvias "abren las puertas a la esperanza", ya que "si continúa lloviendo a este ritmo positivo, y por tanto, los embalses se van llenando, ya no haría falta la excepcionalidad de la medida prevista para una situación de emergencia".

Esta es la primera vez que el Gobierno central ha admitido abiertamente la posibilidad de que no se lleve a cabo la polémica interconexión de los sistemas Ebro y Ter-Llobregat, un anuncio que ha sido acogido con recelo, cautela y alguna crítica por parte de los socios de gobierno del ejecutivo catalán.

El portavoz del PSC, Miquel Iceta, ha señalado que es "prematuro" plantearse la posibilidad de no tirar adelante la prolongación del minitrasvase, teniendo en cuenta que los embalses de los ríos Ter y Llobregat, que abastecen al área metropolitana, están hoy al 37 por ciento de su capacidad.

ICV, en cambio, ha indicado que "no se cierra" a replantear en un futuro la prolongación del minitrasvase si en los próximos días llueve tanto que el proyecto resulta prescindible.

No obstante, la portavoz ecosocialista, Dolors Camats, ha asegurado que, hoy por hoy, "no sería responsable" dar marcha atrás en la prolongación del minitrasvase cuando se acaba de modificar el decreto de sequía del gobierno catalán para mantener la prohibición de llenar piscinas y regar jardines.

En la misma línea se ha expresado el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, quien ha advertido de que "no se pueden cambiar las previsiones sólo por las lluvias caídas durante un fin de semana" y que declaraciones de este tipo sólo evidencian "ganas de especular y de aumentar el follón".

 

Impuesto del Gobierno

Por su parte, CiU ha calificado de "frivolidad" el hecho de plantearse la suspensión de las obras de interconexión, un proyecto, ha recordado, que fue "impuesto" por el Gobierno español a la Generalitat.

"Sería una frivolidad por parte del Gobierno del Estado decir ahora que no hay que hacer las obras del trasvase, después del triste debate que han generado sobre esta cuestión y después del enfrentamiento entre territorios que han provocado", ha indicado el portavoz adjunto de CiU en el Parlamento catalán, Josep Maria Pelegrí.

El pasado 22 de abril, cuando el Consejo de Ministros aprobó el real decreto para abastecer el área de Barcelona con agua del Ebro, los pantanos del sistema Ter-Llobregat almacenaban 143 hectómetros cúbicos de agua, mientras que hoy acumulan cerca de 200 hectómetros.

En apenas un mes, pues, los embalses han ganado más de 50 hectómetros cúbicos, más agua de la que se transferirá a Barcelona en caso de que se lleve a cabo la conducción que conectará la cuenca del Ebro con la del Ter-Llobregat (35 hectómetros cúbicos).

Etiquetas